Unas veinticinco personas, cortaron esta mañana la entrada del Acceso Sudoeste, en una protesta que avalo el Movimiento Socialista de los Trabajadores, para pedir Justicia por Nahuel Vitali y mayor seguridad para los vecinos que residen en la zona de Villa Azul e Itati.

Hay que recordar que Nahuel Vitali perdió la vida, en un intento de robo sobre el acceso sudoeste, dónde hoy día no se ve un solo control policial y tanto de un lado como de otro, siendo la Villa Azul y la Villa Itati el lugar donde residen y se refugían delincuentes que actuán impunemente para asaltar a cualquier vehículo y persona que se detenga sobre el lado de las Villas, cometido el hecho se esconden en sus pasillos siendo imposible perseguirlos.

Dichas Villas han sido motivos de varias redadas policiales en el pasado y actualmente hace varios años que los controlen no se efectuan, ni por la policía, ni por la justicia y menos por el Municipio Quilmeño en cuanto al control de las construcciones, que precariamente siguen avanzando cada vez más hasta llegar al borde de la autopista.

Las mismas terminan siendo pequeñas favelas, completamente peligrosas para los automovilistas que circulan obligatoriamente por la zona, dentro de ellas hay personas honradas y trabajadoras, pero mandan los delincuentes que a su vez distribuyen drogas sin que nadie se meta.

De esas Villas han salido varios de los asesinos de personas que son sus propios vecinos y nada ha hecho la Justicia, por ello el corte de la fecha.

La otra Villa que va increscendo sin que nadie pare las construcciones es la que corre paralela a la autopista Buenos Aires – La Plata, también en jurisdicción del Municipio de Quilmes, dónde a la fecha hay colocado un puesto policial que no solucionará el problema que se va generando, que es el de la mayor inseguridad ciudadana, la falta de control migratorio y la toma de tierras por parte de quién le venga en gana.