Las cuadrillas municipales, en colaboración con miembros del “Voluntariado Ambiental”, recorrieron el barrio Infico, en búsqueda de cubiertas abandonadas, un elemento apto para la incubación de larvas pertenecientes al mosquito Aedes Aegypti, el mosquito transmisor del dengue.

Los operarios recogieron una gran cantidad de neumáticos durante la jornada. De esa manera, evitaron su permanencia en lugares a cielo abierto -expuestos a acumular agua- para convertirse en un criadero del insecto que eventualmente puede transportar el virus.

Beatriz Domingorena fue una de las que no hace mucho solicito por medio de facebook que aquel que tuviese neumáticos en desuso o para tirarlos, llame al 0800 municipal y la Secretaría de Medio Ambiente enviaría a retirarlos, su fin es el reciclado y el embellecimiento de algunos lugares, cortándolos y pintándolos.

Trabajaron en el predio ubicado en la intersección entre las calles 521 con Humahuaca. Utilizaron maquinaria de gran porte para remover montículos formados por desperdicios domiciliarios y recoger ramas acumuladas que generaban inconvenientes en el sistema de drenaje.

Además, realizaron trabajos de desmalezado, descacharrización, cordoneo, forestación y colocación de pilotines para delimitar la zona restaurada e impedir la acumulación de basura.