Como denuncie por éste medio el robo de casi toda mi documentación ocurrido en el cruce de Florencio Varela el día 29 de abril, hoy expreso mi gratitud hacia la persona de Anabella, que se domicilia en Bernal y que al encontrar la mayor parte de mis documentos entre los residuos domiciliarios que había en la esquina de su casa, llamo al celular que coloque en las redes sociales y me detallo la documentación que tenía en su poder.

Gracias al ejercicio de la profesión de periodista político y estar exceptuado de las restricciones de la cuarentena obligatoria, me pude hacer presente en su domicilio, dónde me entregó la documentación que había encontrado, rechazando una gratificación voluntaria, a pesar de que con la cuarentena obligatoria, se vive al límite, sin poder desarrollar actividad alguna.

Destacar la solidaridad y honradez de Anabella y su esposo, es lo menos que puedo hacer, porque otras personas que hubiesen leído que me habían robado, quizás no hubiesen procedido de la misma forma, por temor a ser involucrados en un hecho que desconocen. Ojalá hubiesen muchas personas que obraran así y nuestra sociedad cambiaría en serio, porque lo que levantan son valores de los muchos carecen.

También deseo agradecer al Fiscal Dr. Daniel Ichazo que me informo dónde tramita la denuncia presentada y la rápida respuesta de la UFI Nº 4 descentralizada de Berazategui, en la persona de su Auxiliar Tercero con respecto a la I:P:P:Nº 13-01-5119-20/00.