Esta semana se adjudicó la nueva licitación del Servicio Alimentario Escolar (SAE) de Quilmes. Para la misma se presentaron 20 proveedores y quedaron adjudicados 12 de ellos, de los cuales 7 están radicados en el partido de Quilmes. Tal situación, que se da como resultado de que en la adjudicación se agregó un plus de 20% en los puntajes para las empresas que fueran de Quilmes, implica una mejora en el servicio, ya que hasta ahora ninguno de los proveedores era del distrito. El Servicio Alimentario Escolar cumple una función social primaria en la alimentación de los alumnos y las alumnas de las escuelas públicas en todos sus niveles, pero también tiene la potencialidad de dinamizar la economía local. En ese sentido, la elección de empresas locales -muchas de ellas Pymes- tiene un impacto directo en el sostenimiento y la creación de puestos de trabajo en el distrito, calculado entre 50 y 70 nuevos puestos de trabajo directos e indirectos por cada empresa adjudicada. Por otro lado, es importante señalar que los nuevos proveedores presentaron mejoras nutricionales en el menú habitual, por lo que se podrá mejorar la cantidad y la calidad de la prestación que brinda el Servicio Alimentario Escolar. El pliego también prevé nuevas sanciones a los proveedores que incumplan los términos de la licitación para garantizar un mejor control, a la vez que se consolidó un grupo de trabajo propio del Municipio para canalizar los distintos reclamos por parte de las escuelas y tener una mayor presencia en las mismas. El coordinador general de SAE local, Joaquín Desmery, expresó con respecto a esta nueva licitación que “el objetivo de la intendenta Mayra Mendoza fue priorizar a los proveedores locales y generar de esa manera un impulso económico en el distrito, al mismo tiempo que se busca mejorar la calidad de la comida en nuestras escuelas”.