La Obra social, administrada por funcionarios de la Provincia de Buenos Aires, anunciaba con fecha 13 de abril, en la página WEB del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, lo siguiente:

A partir del miércoles 15 de abril IOMA pone a disposición de las farmacias adheridas a la obra social de todos los distritos de la provincia de Buenos Aires las vacunas antigripales cepa 2020. Con el fin de evitar que se propague el COVID-19 y respetando las recomendaciones establecidas en la emergencia por las autoridades de la salud, este año la obra social brindará en los distritos de mayor concentración de afiliados y afiliadas el servicio de vacunación en domicilio para aquellas personas en situación de vulnerabilidad.

IOMA implementó esta novedosa metodología de vacunación a domicilio para casos específicos, a fin de evitar que haya una mayor circulación de personas y gran afluencia a las farmacias para recibir la vacuna antigripal.

A este servicio podrán acceder los afiliados y afiliadas de 65 años o más, ya que son consideradas uno de los grupos de mayor riesgo. Se trata de evitar que esta población tenga que salir de su hogar en el marco de la cuarentena obligatoria que intenta el distanciamiento social y tomar todas las medidas necesarias para evitar la expansión del coronavirus.

El comunicado aún sigue vigente, aunque lo lamentable es que no se cumple en la mayoría de los distritos provinciales, dónde los que pidieron la vacuna a domicilio, aún la siguen esperando sin que se produzca comunicación alguna de parte de esa Obra social.

Tampoco han cumplido hasta la fecha con la provisión correspondiente a la farmacias, dónde los afiliados mayores de 65 años van a buscar la vacuna, encontrándose con la novedad, ni aún pagandola en forma particular la pueden conseguir y su costo para un jubilado de la minima o pensionado es alto, dado que oscila en los $ 1.200 con la aplicación sin Obra Social.

Es de destacar que el Ministerio de Salud de la Nación también insta a vacunarse contra la gripe y el neumococo, sin embargo el faltante de vacunas data de casi un mes y no se ve que a esta altura, las mismas sean distribuidas, salvo en Centros de Salud Municipales que han salido a vacunar en las filas que se realizan en los Bancos.

No es la primera vez que IOMA cuyos directorios anteriores han sido cuestionados en otras oportunidades e incluso procesados por actos de corrupción, incumplan con las promesas realizadas a sus afiliados, inclusive no cubriendo medicaciones para tratamiento del cáncer, las que también demorar en proveer.