Nos llego en el día de ayer una nota enviada por mail de Gloria Salgado; de Damián Ramón y varias otras personas, con mención al pié de quién sería el Profesor Fernando Flores dando a conocer la situación que estarían pasando mas de 1.100 padreS de alumnos del colegio citado en el título de esta nota.

El problema entre padres y el Colegio, se arrastra desde hace varios meses, una historia similar al suceso protagonizado por mas de 300 padres en el Instituto Santa Lucía, interviniendo el Obispo de Quilmes y retrotrayéndose el monto de las cuotas. Aqui son las Hermanas Franciscanas las insensibles ante el reclamo de los padres de alumnos, máxime cuando se trata de cuidar los ingresos de la grey católica, sin importar la situación que pasan muchas familias que han perdido su trabajo o no tienen ingreso alguno por efectos del cumplimiento de la cuarentena obligatoria.

Si bien las Hermanas mencionadas tienen sede central en Alemania, están bajo jurisdicción del Obispado de Quilmes, quién las reconoce en su página Web como congregación religiosa y por tanto son parte integrante de la Iglesia Católica, por lo cual el Obispado de Quilmes podría intervenir en éste caso.

A las Hermanas Franciscanas del Sagrado Corazón de María, no parece importarle que los alumnos tengan que ser sacados del Colegio y llevados a la Escuela Pública, aunque el Colegio confesional que mencionamos tendría subsidios del 100% estatales y esta cobrando una cuota promedio actual de $.5.200, cuando el año pasado la misma era de $.3.200, lo cual significa un aumento del 49%, lo cual no se sabe si fue homologado o no por las autoridades de control correspondientes.

La critica de los Obispos parece ser siempre hacia afuera, nunca la hacen hacia su interior, al contrario allí protegen los intereses de la Iglesia, en éste caso, solamente impera el silencio y las hermanas parece que no le rinden cuenta a nadie, ni se molestan en aliviar temporalmente a estas familias estudiando la situación que le plantea cada una de ellas, teniendo en cuenta que el COVID -19 afecto a millones de persona en nuestro país.

El citado Colegio, gano un cierto prestigio en Florencio Varela, aunque hace unos años que viene tirándolo abajo, con la eliminación de un profesorado y otros sucesos internos que tomaron estado público. hoy vuelve a surgir un conflicto que parecía solucionado. Lo que no sabemos ni dice la nota es si se dan clases virtuales o estas siguen totalmente suspendidas y ello tiene que ver con si afrontan el pago total de los sueldos docentes o solo la parte que les transfiere el Estado.

Las páginas de éste portal están disponibles a las hermanas Franciscanas o el Obispado de Quilmes, para cualquier aclaración que quieran efectuar al respecto.

El comunicado de los padres/madres, enviado a todos los medios Varelenses y Quilmeños

“Los padres de alumnos del Colegio NUESTRA SEÑORA  DEL SAGRADO CORAZÓN- Florencio Varela queremos visibilizar un reclamo que venimos realizando al Colegio desde el día Lunes 13 de abril, reclamo que fue suscripto por 1115 padres y madres, reclamo que intentamos entregar personal y telefónicamente, incluso enviando innumerables emails sin que hasta el momento los representantes legales lo hayan recibido. En dicho reclamo solicitábamos sea reconsiderada una BONIFICACION en las cuotas mensuales acorde a las circunstancias excepcionales que estamos padeciendo,  siendo el único descuento otorgado hasta el momento por ejemplo en el nivel primario de $507

Tal y como le pasa a nuestro propio País en palabras de nuestro Presidente al decir “No podemos pagar la deuda en las condiciones en las que está la economía argentina” nuestra intención es afrontar el pago de las cuotas mensuales pero con montos realistas y acordes a la situación de emergencia que estamos viviendo. Consideramos que no nos pueden cobrar la totalidad de la cuota. No estamos pidiendo que nos regalen nada, solo se trata de ser solidarios

Hay familias que se quedaron sin trabajo, otras que tuvieron una reducción en los sueldos, muchos otros son monotributistas o autónomos y por lo tanto dependen de sus propios trabajos y por ende no están percibiendo ingresos por eso pedimos que se haga un descuento considerable

Como papás, necesitamos ser escuchados y explicar la situación que las familias están viviendo y así llegar a un acuerdo en conjunto. Queremos que se entienda que esto no es una pelea de padres contra maestros; ni padres contra colegios, es solo una cuestión de solidaridad.

Esperamos puedan ayudarnos a difundir nuestro Reclamo. Gracias”

Prof. Fernando Flores