Asi lo han decidido el gobierno de Alberto Fernández en forma conjunta a Rodríguez Larreta y Axel Kiciloff, asesorados por el cuerpo de infectólogos, los que indican la conveniencia de seguir en cuarentena obligatoria hasta el 8 de junio.

La medida es tomada a raíz de la cantidad de contagiados y fallecidos en el AMBA y ante el temor de que con la mayor circulación de personas, se produzcan una mayor cantidad de fallecidos, un costo que ninguno de los tres gobernantes esta dispuesto a pagar políticamente.

Tampoco van a flexibilizar más actividades comerciales, lo cual es un pésimo error que va a terminar con miles de empresas y comercios de todo nivel quebrados, que van a bajar en forma definitiva sus cortinas a pesar que muchos de ellos hace arreglos para abonar como puede el alquiler, ya no pueden seguir permaneciendo cerrados y en esto no se les enciende la lámparita a ninguno de los mencionados para abrir la economía, tomando los recaudos del caso.

Obviamente que lo mencionado con antelación va a generar mayores despidos de personal, aún con la prohibición vigente, desesperación e incertidumbre en mucha gente que non va a a poder llevar el pan a su mesa y menores recursos para los tres niveles estatales, aunque el Municipal no ha hecho nada para bajar alguna tasa y ayudar al pequeño y mediano comerciante ni tampoco presentado demasiadas ideas de una apertura comercial con las medidas que el caso requiere.

La economía nacional esta en su peor momento, han entrado en Default, comienza a dispararse el dólar blue, los ahorristas en dólares los van retirando día a día de los bancos, ante una posible devaluación y la suba de precios, que ya se nota en la carne, tanto vacuna como porcina y ovina.

La inactividad comercial ha llegado a límites insostenibles, tocando a los fabricantes de automóviles y sus concesionarias oficiales que no pueden abrir sus puertas.

Vamos hacia un camino de mayor presencia del “Estado policial” con detención diaria de personas que violan la cuarentena obligatoria y de la mayor limitación de las libertades individuales, manteniendo reclusos en sus casas a los “mayores de edad”, aunque los contagios y fallecimientos abarcan a personas de todas las edades.

Esta la posibilidad de qu CABA no dé vuelta atrás a la flexibilización de la cuarentena que ya implementó, pero va a exigir que para transitar por su jurisdicción se vuelva a sacar permiso, por lo cual quién deba circular por su actividad esencial deberá contra con permiso de dos jurisdicciones, CABA y Provincia de Buenos Aires, un trámite que podría abreviarse si las dos jurisdicciones se pusiesen de acuerdo.

Es dable observar que mucha gente ya se esta cansando y enojando por las medidas que se toman, considerándolas arbitrarias al abarcar a la población en general y no a los sectores poblacionales dónde se detecta circulación comunitaria del COVID-19, lo que puede llevar a generar desobediencia civil.

En la fecha se notificaron 718 contagiados nuevos a nivel país 17 fallecidos en las últimas veinticuatro horas.