Sergio Massa, puede ser el hombre de las mil caras o de ninguna, paso por todas partes y perdió, solo fue auge en un momento que parecía confiable, pero no logro sus objetivos, casi todos lo fueron abandonando por sus falsedades, su mala forma de conducir el espacio político y sus ambiciones de poder, esto último lo acerca al Kirchnerismo y lo aleja de Urtubey, Pichetto y Schiaretti.

Hoy, sin posibilidad de lograr nada solo, dice no necesitar cargos públicos para exponer sus ideas, pero hubo una sola e inviable, la de una coalición de gobierno para muchos, la que no será posible bajo el ala de Cristina, solo logrará una Alianza temporal en la que busca acomodar en una lista a su esposa y aunque diga lo contrario acomodarse él y algunos de sus seguidores más fieles, eso lo obliga a acercarse al Kirchnerismo.

Si no necesita cargos ni busca empleo ¿de que vive? ¿de dónde saca o saco recursos para movilizarse? ¿del Municipio de Tigre, del Estado, lo banca gente más poderosa o vive de los fondos partidarios?. Sería bueno que lo aclare, porque no nació millonario ni lo era cuando llego a la Intendencia de Tigre.

El problema de Massa, reside en que no se puede bajar de su candidatura y si lo hace debe por lo menos encaramarse como Senador, para no arrastrar tras él a todos los Intendentes que aún le responden y le pueden llevar un voto, aunque en cada distrito, al no ser cabeza de lista, no va a tener el mismo atractivo y si sus candidatos han hecho una mala gestión o son poco conocidos los nuevos candidatos, no van a lograr el fin que persiguen y que menciono en Parque Norte, menos cuando una buena cantidad de indecisos, se esta volcando a favor del actual gobierno.