En el desvio de tierra de la Avenida Jorge Novak que corresponde a Barrio San Nicolás, donde se ubicaba el inicio de la ex-tosquera, se produjo hace años un asentamiento poblacional de ambos lados del Arroyo Las Piedras, no dejando un camino que permita limpiar su cauce.

No obstante esta dificultad, la mayoría de lo residentes en el lugar, llegan hasta el “puente viejo” que aún perdura en la zona y desde allí tira su basura domiciliaria al cauce del arroyo antes mencionado, lo mismo sucede cuando uno lo recorre en dirección a la Zona de Gobernador Costa, esto impide que las aguas corran normalmente y producen las inundaciones que hace tan solo unas semanas afecto el asentamiento de Barrio Luján y parte de la Avenida Jorge Novak hasta la altura de la calle Riobamba.

El que vive en esta zona no ve más allá de lo que debería y al tapar el cauce del arroyo sufre las consecuencia de algo que muchos de ellos generan, quizás porque no pase en la zona el recolector de residuos o por falta de conciencia ambiental, dado que encima generan un criadero de ratas que tranquilamente les pueden transmitir el hantavirus.

Hay que decir que el Municipio en esta zona esta ausente y se puede ver por el barro aún acumulado sobre la avenida Novak, producto de la última inundación que no se mando a limpiar por una cuadrilla municipal.

Respecto a la basura del arroyo, un vecino no encontró mejor forma que quemarla, a pesar de que el humo negro que se despide dañe a otras personas.