EL INSULTO DE CRISTINA FERNANDEZ QUE NO SE PUEDE DEJAR PASAR NI PERDONAR POR QUIENES LLEVAN SANGRE ITALIANA

EL INSULTO DE CRISTINA FERNANDEZ QUE NO SE PUEDE DEJAR PASAR NI PERDONAR POR QUIENES LLEVAN SANGRE ITALIANA

13 febrero, 2020 Off By demo

Esta vez no fue un exabrupto producto de las calenturas políticas, sino algo que se lleva en lo interno, profundamente, es parte de la conciencia inmoral, maléfica y dañina para el país, pero no es de extrañar que la frase “Debe ser ese componente mafioso, los ancestros de quien fuera… deben ser esos ancestros” Debe ser ese componente mafioso, los ancestros de quien fuera…” refiriendose a la Ndrangheta. Deben ser esos ancestros” .

No solo se trata de un insulto, tambien de un componente racista y peligrosamente discriminatorio, que hoy lo aplica a los Italianos y a sus descendiente, pero que lo puede aplicar a cualquier ser humano sobre la tierra, por creerse lo que no es: una impoluta, a la que están tratando de zafar de todos los procesos judiciales que tiene en marcha.

Mi padre fué uno de los inmigrantes Italianos que de chico se fue de su Molfetta natal, en la etapa de un Reinado que los mataba de hambre y de guerras internas que nunca terminaban, en Italia durante su travesía hasta el Puerto de Génova, para sobrevivir se comian hasta la suela de los zapatos.

Llgeado al Puerto de Buenos Aires, los “alojaron” en el Hotel de los Inmigrantes (hoy museo) y de allí, fue a parar a un Conventillo de la Boca junto a toda su familia (padre, madre y hermanas/os). Comenzaron a trabajar como peones en la ex-Usina Eléctrica de Dock Sud (CHADE) siendo parte de sus fundadores, los hijos de mi tío estudiaro y llegaron a ser mecánicos torneros y toda una generación paso de la CHADE a la actual EDESUR, trabajando para el engrandecimiento de un país que los recibió por necesitar mano de obra que no tenía, con el fin de crecer y desarrollarse.

Mi padre de la CHADE paso a trabajar en el Puerto de Buenos Aires, paleando carbón y llegando a ser Capataz General del Puerto y un militante de la CGT y de Juan Domingo Perón, por el cual fue a arriesgar su vida en la Revolución del 55, junto a muchos otros.

Mi viejo ayudo a construir la argentina, nadie le regalo nada, nunca fue de ninguna mafia ni actuó como tal, se nacionalizo Argentino, para que le dieran trabajo, tuviera aportes en blanco y una futura jubilación, murio en el Hospital de San Vicente a los 62 años, fué un ejemplo de hombría de bien que me fué transmitida a mi y a mis hermanos.

Yo como su descendiente, tarbaje desde que é murió, comiamos pan duro, huevos y aves de nuestro gallinero, fue “ayudante de botellero, carpintero a los 15 años, empleado de comercio y finalmente posterior a mi servicio militar, funcionario público durante 35 años, ofrendando mi vida al país ante cada alzamiento militar, en defensa de los valores de la democracia.

Estudie y estudio, logre sin que me los regalen, tres títulos universitarios, uno de grado, uno de pos-grado y una especialización, mas tres diplomaturas. Me capacite en Lucha Contra el Narcotráfico y luche contra ellas mientras me toco. Sigo a los 70 años pensando en mi país, en mantener la democracia viva.

No pienso en como librar de la cárcel a ladrones, a corruptos, a quienes nos hundieron económicamente, no insulto ni discrimino a nadie, ni le miro el color de piel, para mi son iguales, los titulos y los cargos no hacen mejores personas, si ya no lo sos desde la raíz y Cristina Fernández, parece no serlo, no es transparente, nunca mostro su analítico de la carrera de abogacia y nunca demostró que no tiene doble moral. Es una mujer inteligente y maléfica, esperemos que el INADI actúe como debe, aunque dudo mucho que eso suceda en un país dónde el accionar mafioso y corporativo se encuentra en otros sitios y no en el GEN de los Italianos y sus descendientes.

Expreso mi repudio a sus palabras, sin que ello signifique hacer una defensa de quién no voy a nombrar, yo defiendo la sangre que corre por mis venas y a mis ancestros, cuestión que no creo que ningún Concejal de raíz Italiana lo exprese en los recintos correspondientes y ruego a la vez que el cronista de Página12, no pierda su trabajo.

Magister Jorge A. De Gioia