LOS QUE CORTAN RUTAS Y AVENIDAS TIENEN IMPUNIDAD PARA ACTUAR Y AGREDIR POR CAUSA DE LA INOPERANCIA POLICIAL

30 junio, 2020 Off By demo

Se corta la luz en Barrio Santa Rosa o en la Capilla y unos pocos vecinos, empujados por quienes hacen del pikete o el corte de ruta una forma de protesta, no se le ocurre otra cosa que romper la cuarentena y cortar la ruta, primero fue en la zona de la Capilla, sin dejar una sola mano para el paso vehicular y sin tener en cuenta si alguno regresaba a la casa después de desarrollar alguna tarea esencial o si llevaba chicos con alguna patología.

Nada les importaba, si les pedías que te dejen pasar, te agredían. como fue el caso de un matrimonio con la mujer embarazada, no los dejaron pasar, ni les atendieron razones.

En en caso del Barrio Santa Rosa, estuvieron dos días sin luz y cortaron la Avenida Novak en su cruce con Belgica. Mismo sistema, mismas agresiones.

En estos casos hubo un móvil policial presente que no actuó para despejar la ruta ni la avenida, solo miraban, no se sabe si cumpliendo directivas de “más arriba” o si simplemente incurren en omisión del cumplimiento de los deberes del funcionario público.

Eso si, agarran a un tonto que va al centro y rompe la cuarentena, lo detienen y le arman una causa federal. Con los cortes de los vecinos ni se meten, perjudican al poder político.

Estos desaprensivos no entienden que cortando las rutas o avenidas no solucionan el problema de los cortes de energía que se producen por la alta demanda que genera una mayoría que está “colgada” en forma ilegal y no pagan su consumo. En tanto Edesur no refuerza las líneas y no actúa en lugares que saben van a atacar a sus cuadrillas o donde están la mayoría “colgados de las redes”. Tampoco envían a cortarles la luz ni les inician causas penales, al ser un delito federal el robo de energía.

El poder político ha dejado que esto pase una y otra vez, perjudicando siempre a quienes aportan con su trabajo al erario público, también el mismo poder trajo y permitió las tomas de tierras y los asentamientos ilegales en casi todo el distrito, sin brindarles un solo servicio y logrando aumentar el nivel de conflictividad social, cuando los cortes de luz son prolongados.

Generar bolsones de pobreza en un distrito que no tiene fuentes laborales dignas para todos, es propio de políticos demagógicos que apuntan siempre a permanecer en el poder y a mantener el voto cautivo de la forma que sea, aún brindando impunidad contra lo ilegal, lo que difícilmente nos lleve a la construcción de una sociedad mejor, sino más desigual e injusta, aunque el discurso político la quiera mostrar de otra forma.

Como dicen varios colegas “volvieron peores” y cada día se nota más.