Con la llegada de la electrificación de la línea del Ferrocarril General Roca de Constitución a La Plata tanto vía Temperley como vía circuito (por quilmes), se cambiaron durmientes de quebracho por otros de hormigón de procedencia china y las correspondientes vías de hierro, llegándose hasta la localidad de Guernica e incluso a Mar del Plata.}

Varios problemas se generaron en el transcurso del tiempo, tales como durmientes de cemento que se quebraban o vías mal colocadas que hicieron que el tren a Mar del Plata descarrilara en varias oportunidades sin producir victimas. Estos inconvenientes se fueron corrigiendo y hasta la fecha todo funciona con mayor frecuencia y casi sin inconvenientes, salvo algunos cortes de vías por los cuales no se procesa a nadie por interrumpir el servicio, al tratarse de un delito federl.

En el día de ayer, se publicó en el Boletín Oficial de la República Argentina, por parte del Ministerio de Transportes de la Nación la Resolución Nº 283/20 mediante la cual se cambiaran vías desde la estación Avellaneda hasta City Bell y vía circuito entre esta última localidad y La Plata, aprobándose un gasto de $ 4.873,74 millones de pesos.

Las obras abarcaran un total de 31,1 Kilómetro y ya se ha llamado a licitación pública Internacional indicandose en la misma su objetivo que es: “Renovación y mejoramiento de vías Ferrocarril General Roca, Ramal Constitución La Plata”.

Repetimos nuestra pregunta: ¿es realmente necesario? o se promueve un gasto inútil con otros fines, como se hace muchas veces con repavimentar zonas cuyo pavimento se encuentra en inmejorables condiciones de transitabilidad, por ejemplo la Avenida Mitre en Avellaneda, con una empresa que pertenecería al propio Intendente Municipal.