Las mismas son reflejadas en la red social de Facebook, en la página de “Reclamos Varelenses” por mas de 190 personas que detallan todo tipo de presuntos sufrimientos, abandono y mala atención por parte del personal médico de la mencionada clínica, a la que siguen mencionando como “la puerta al cielo” o la “clínica de la muerte”.

A su vez, se dan a entender negociados con alguna casa de servicios fúnebres, a la cual se les avisa antes que a los familiares, cuando fallece una persona.

También se vincula a la mala atención de los pacientes a personal médico que sería de nacionalidad venezolana, que trabajarían en la mencionada clínica sin tener los conocimientos suficientes para atender a pacientes de PAMI.

Ls mencionada Clínica esta dirigida por el ex-secretario de salud municipal Dr. Mario Kanashiro, quién no hace mucho tiempo tuvo una manifestación de familiares de personas internadas y fallecidas, que le exigió respuestas y tuvo que presentarse con custodia policial para no ser agredido.

No es la primera vez que familiares de internados hacen denuncias publicas sobre la presunta deficiente atención médica y abandono de pacientes, sin embargo el PAMI local no ha dado a conocer si efectúo alguna visita para constatar irregularidades o si pidio una auditoria, tampoco hay pedidos de informes de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante local y no ha intervenido la Secretaría de Salud Municipal.

Los familiares, salvo unos pocos, no dan a conocer si las denuncias han sido realizadas ante las fiscalías descentralizadas de Florencio Varela, a los efectos de que se investigue cual es la cantidad de adultos mayores internados en ese lugar, que patologías presentan, cuantos fallecidos diarios o semanales informa la clínica y cuales son las causas de los decesos y si se realiza la autopsia que en la Provincia de Buenos Aires es obligatoria.

Hay que mencionar que en Florencio Varela, es la única clínica que mantiene convenio con PAMI para internaciones y atención medica, en tanto los pacientes ambulatorios se atienden con sus médicos de cabecera.

Alguna autoridad debe fijar su atención en estos sucesos y ver que es lo que esta sucediendo, dado que estas quejas son reiterativas y dan cuenta de que algo sucede que nadie parece querer ver.