EL PRESIDENTE DE UN GOBIERNO ALINEADO CON LAS DICTADURAS LATINOAMERICANAS, NO VA A TRAER NADA BUENO PARA LA ARGENTINA

EL PRESIDENTE DE UN GOBIERNO ALINEADO CON LAS DICTADURAS LATINOAMERICANAS, NO VA A TRAER NADA BUENO PARA LA ARGENTINA

0 0
Read Time:3 Minute, 55 Second

Hasta el momento el presidente argentino Alberto Fernández, olvidó el sufrimiento del pueblo de Cuba, una Isla con gobierno de dictadores sin escrúpulos, asesinos y perseguidores de toda oposición política, tales como los hermanos Fidel y Raúl Castro, que se han hecho de millones de dólares a costa de sumir en la pobreza y en la indigencia a miles de personas y hacer que la Cuba no crezca al ritmo del siglo en que vive, con un Estado que se asemeja a una democracia, pero no lo es, porque su parlamento unifica acciones tal como lo hace el gobierno ruso y permite las violaciones de todos los derechos humanos, una cuestión que continúa con Díaz Canel, cuyos antecedentes en Venezuela, bajo un nombre de guerra generaron la muerte de muchas personas y la represión llevada a cabo por Nicolás Maduro, otro dictador, asesino y narcotraficante que hizo emigrar a millones de venezolanos a otros países y que genera con su social -comunismo problemas económicos graves que afectan a todo un pueblo que no consigue insumos básicos ni medicamentos y que también persigue y encarcela, igual que Diaz Canel en Cuba, a todo opositor que le haga peligrar la permanencia en el poder.

Ni hablar de Daniel Ortega, ex- terrorista, secuestrador y asesino en el poder de Nicaragua, cuyo lema es “poder o muerte”, claro que no la de é sino la de sus opositores político, perseguidos, encarcelados y asesinados, con el fin de cumplir el objetivo de su lema, “mantener el poder” que comparte dictatorialmente con su esposa.

El único de una izquierda -no comunista- es el Presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula Da Silva, ex- procesado por corrupción, liberado por un Juez y ganador democráticamente de las elecciones que lo pusieron nuevamente en el poder del Estado, respetando las reglas de la democracia y sin perseguir a nadie, aunque por sus declaraciones su adversión hacia la “extrema derecha” es notable y se mete en asuntos internos de otros países, en este caso Argentin.

De todos los invitados a la cumbre de la CELAC, foro latinoamericano que pretende asimilarse a la Organización de Estado Americano, Maduro no se presentó para no ir preso y camino a Estados Unidos, solo Evo Morales, ex presidente de Bolivia, sindicalista y narcotraficante hizo acto de presencia como “invitado especial”.

La foto es clara, Alberto Fernández, no tiene escrúpulos, avala las dictaduras latinoamericanas y trata de sostenerse unos meses más en la CELAC, su ambición también se centra en no perder el poder que se le esfuma de las manos y que va a ir a situarse en una ideología de derecha que de “extrema” no tiene nada, caso contrario los enfrentamientos y los muertos en Argentina, se estarían contando por cientos y eso no sucede, vamos camino a elecciones democráticas, donde se sepultaran para siempre los sueños de uno o varios que desvarían, generan miles de pobres, matan de hambre a jubilados y pensionados, que no tienen voz, engañándolos con pequeñas entregas de medicamentos o “vacaciones en los municipios de su área”, promovidas las fotos por militantes políticos con cargo y buenos sueldos y por Intendentes que buscan reelegir en algún cargo o evitar un cambio de gobierno que los pueda investigar por corrupción.

Con la postura de Fernández, se aleja la posibilidad de ayuda de Estados Unidos, que mira atentamente lo que sucede en Argentina, no se fortalece el Mercosur y menos aún la integración Latinoamericana, una utopía de la izquierda vernácula y del Comunismo que intenta cerrar todas las fronteras con un Imperio del cual viven, visitan y sueñan con ser iguales, aunque no los acepten.

La moneda única Brasil-Argentina, es el verso para los giles de turno, si no hay integración económica, apertura de fronteras, libertad arancelaria e integración regional como lo hizo la Unión Europea, la propuesta de Sergio Massa, no tiene razón de ser ni visos de concretarse, solo quedará en el discurso político, como quedará el peor presidente de la historia argentina, que solo gana fama de borracho, falaz y una persona que no ve la realidad o la disfraza, cuando ya no se puede. Igual que a Cristina Fernández, ya no se lo quiere escuchar más y se lo cambia de canal, síntoma de una sociedad que ya está definiendo su voto. Esperemos que esa sociedad no se vuelva a equivocar nuevamente, ya no queda margen de error ni hay otro periodo de prueba, los pobres e indigentes, como los jóvenes sin oficio que genero este gobierno, no aguantan más, tampoco lo hace la población que sufre la inseguridad cotidiana en carne propia y ve como las drogas se venden en cualquier parte, sin que ninguna autoridad intervenga.

About Post Author

Jorge A. de Gioia

Periodismo Especializado y noticias de interés general
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
contadores de visitas