El desembarco de emilio Monzó en Florencio Varela, con el fin de lanzar su propio espacio político, ya comenzó a generar ríspideces internas en el Bloque de Concejales de “Juntos por el Cambio”, dónde no hay necesidad de que meta la cuchara la Presidenta del Concejo Deliberante para sembrar cizaña entre ellos o con el Director periodístico de este portal.

Hay personas de pertenencia al radicalismo, asimiladas al PRO que responden al espacio de María Eugenia Vidal y otros a Mauricio Macri que según trascendió por las redes sociales, se estarían ocupando (y preocupando) de que Monzó tenga la menor presencia de gente posible, aunque simpaticen con él, aconsejando a todo el que pueden que no vaya al acto que se va a desarrollar en el CLUB NAHUEL, sito sobre 25 de mayo a la misma hora que estaba previsto. El cambio de lugar, según nos explicaron es por razones de espacio, dado que calculan una importante asistencia.

Esta claro que Monzó a sido ninguneado por Macri, Peña y Vidal y en razón de ello junto a Rogelio Frigerio y Sebastián de Luca, buscan crear un nuevo espacio, de cara a las legislativas de 2021 y a la pelea por la gobernación provincial en 2023.

¿Cuál sería la preocupación? que el bloque termine dividiéndose internamente, al responder alguno de ellos a Sebastián de Luca y a Monzó como el nuevo armador político y líder a nivel provincial, claramente fuera del espacio político que pueda llegar a conformar María Eugenia Vidal, con el fin de intentar volver al campo político en 2021, aunque todo dependerá de quién se pueda posicionar mejor en la opinión pública de los bonaerenses.