El día 6 de diciembre el Dr. Andrés Watson hasta la fecha interinamente a cargo del Poder Ejecutivo Municipal de Florencio Varela, recibe su diploma de Intendente electo, en la Cámara de Diputados Bonaerense, lo cual lo consagra Jefe Comunal de Florencio Varela.

A las 18 hs. como lo tenía previsto, se traslado el HCD de Florencio Varela, a la sede de “La Patriada”, lugar dónde Andres Watson presto el juramento de Ley, ante 21 Concejales varelenses (faltaron tres) y con la presencia de funcionarios judiciales, policiales, provinciales, municipales, Universitarios, ex funcionarios y militantes políticos, como personal municipal y la prensa, llegando a las 1.500 personas aproximadamente.

No hubo marcha peronista, sino los acordes del Himnos Nacional Argentino, fue un acto corto, emotivo para muchos y por el discurso de Watson que se transcribe a continuación, trata de conllevar a la unidad, la participación de todos los sectores y de la ciudadania en general, en miras de tratar de desarrollar con trabajo, un distrito que hace años que no puede salir de ser el que más pobres conserva, junto a una o dos localidades bonaerenses más. Esperemos que pueda lograr reunir esas voluntades, romper la grieta existente en Florencio Varela y fundamentalmente hacer una buena gestón de gobierno, también con eje en la Seguridad Ciudadana y en la Lucha contra la violencia de género y contra la mujer, temática en la que ya dio dos pasos importantes.

Legalmente Watson asume en forma efectiva el cargo el 10 de diciembre, como corresponde legalmente, mientras tanto en Varela subsiste la figura de Julio Pereyra, que no renuncio como correspondía, sino que solicito licencia cuando era Intendente del distrito

El discurso:

Estar acá es un honor, una alegría inmensa y fundamentalmente una responsabilidad muy grande. Ser el intendente de la ciudad que me vio nacer, crecer y en la que vivo con mi familia me llena de orgullo.
Hoy, gracias al voto de los vecinos y vecinas que depositaron la confianza en mí, tengo esta gran oportunidad, que agradezco
infinitamente. También les quiero agradecer a mis compañeros y
compañeras de militancia, los que recorrieron el territorio con compromiso y dedicación y hablaron con cada vecino y vecina llevándole nuestra propuesta.

Y a mi conductor, amigo y compañero Julio Pereyra, quien depositó en mí su confianza y que asumió la responsabilidad ante un gobierno
adverso de ir a defender los derechos del distrito como diputado provincial. Como ya lo expresé, pero quiero reiterarlo, gracias a los
miles de varelenses que en cada voto depositaron su esperanza para tener un Varela mejor. Y fundamentalmente un gracias enorme a Mariana mi esposa, mis hijos Matías y Julieta -que paradójicamente son a quienes más amo y a quienes más tiempo les quito- mi familia que desde el afecto permanente comparte mi pasión por la política
como un acto cotidiano de transformación y crecimiento para todos.
Asumo este desafío con la certeza de que la unidad es el mejor valor para concretar lo que nos proponemos. Invito a todos los espacios
políticos, a los concejales, consejeros escolares, comerciantes, empresarios, docentes, profesionales de todos los rubros, emprendedores, estudiantes, gente histórica y joven, a trabajar mancomunadamente para construir el Varela que nos merecemos. Porque claro, podemos pensar distinto, sí, pero todos los varelenses
tenemos un mismo objetivo: una ciudad que nos llene de orgullo.
Y esa no es una frase hecha, es un anhelo real de quienes amamos nuestros orígenes, de quienes queremos profundamente nuestro
lugar, es nuestra identidad y vamos a realzarla en cada acción, en cada iniciativa, en cada acto de gobierno.

Sé que lo vamos a lograr, aunque nos cueste mucho en medio de la crisis económica. Porque con convencimiento y entereza nada nos
detiene. Más cuando sabemos que tendremos un gobierno nacional y provincial comprometido con las demandas del Pueblo. Gobiernos que en cada política pública buscarán poner a la Argentina y la Provincia de pie. No se trata de un slogan, es la voluntad y la decisión política de Alberto y Cristina, de Axel y Verónica, de la que ya somos parte.

Y en tal sentido, asumimos el desafío de trabajar en esa dirección, porque después de cuatro años de gestión de CAMBIEMOS, nuestro país atraviesa una de las crisis sociales y económicas de mayor envergadura de nuestra historia reciente. Una crisis cuyas consecuencias fueron también políticas. La gente se cansó de las falsas promesas y los cantos de sirena. Lo que los argentinos, los
bonaerenses y los varelenses necesitamos son realidades efectivas. Ni más ni menos. Este es un desafío adicional para un intendente: asumir que su rol va más allá de las tareas propias del municipio y atender las necesidades integrales del distrito. Nuestros compromisos se vienen desarrollando en estos dos años, aún en el marco de un gobierno provincial y nacional que le dio la espalda a Varela. O que construyó obras que no consensuó con el gobierno municipal, invirtiendo recursos de todos los argentinos en obras que no necesitábamos en el distrito. Mientras las gestiones de Macri y Vidal aumentaban desproporcionadamente las tarifas de servicios públicos, no frenaban el alza de precios de productos de primera necesidad con una inflación que licuaba nuestros salarios, con sus políticas económicas cerraban las PYMES y se caían los puestos de
trabajo; nosotros apostamos y seguiremos promoviendo la defensa integral de los consumidores, la promoción del empleo, la producción y el desarrollo.

En épocas difíciles, los argentinos necesitamos que el Estado y sus dirigentes estemos presentes. Es tiempo de reconstrucción y de
desafíos. Hay necesidad de contención, y las responsabilidades de un intendente trascienden lo que históricamente le fue otorgado como sus obligaciones, hoy nos debemos ocupar de obras públicas, educación, salud, producción y empleo, lucha contra la pobreza. Todo importa. Nada es secundario. Para comenzar por ejes claros quiero decirles que tengo como prioridad ser parte del proceso de encender la economía y ello implica trabajar para generar más fuentes de empleo, acompañar y ejecutar acciones que beneficien la reactivación económica y cuiden el bolsillo de los vecinos. Generar las mejores condiciones posibles para que haya oportunidades laborales es y será una de nuestras prioridades como estado municipal. Porque el trabajo nos da dignidad, nos permite crecer y consolidarnos de manera individual para construir el distrito que soñamos de manera colectiva. Cada uno desde nuestro rol colaboramos en esta tarea. Profundizaremos esta acción diseñando y ejecutando una Integración Productiva, a través de jornadas que ya iniciamos y las bases para un plan de Desarrollo Productivo del distrito, la continuación de las obras en el Parque Industrial y Tecnológico, los microcréditos para emprendedores, el asesoramiento a empresarios y productores rurales y el acompañamiento a comerciantes y a los vecinos con el programa de precios accesibles llamado Mercado Activo.

También tenemos como prioridad la organización de la salud y como indispensable, la prevención. Por ello acercamos la salud a los barrios
con operativos de control y vacunación. Y cuando hay enfermedades detectadas, también nos hacemos cargo de la medicación.
Además necesitamos centros de salud con una atención integral y organizada, y un nuevo hospital, el Hospital Universitario que garantice la atención de los varelenses y la inserción laboral de nuestros médicos recibidos en la UNAJ, conjugando la experiencia del Hospital El Cruce. Una red de información entre todos los niveles de salud
también es fundamental. Trabajaremos unidos para conseguirlo y
seguiremos incrementado los fondos destinados a las áreas de salud y asistencia social. Por supuesto, trabajaremos en un plan integral de obras y servicios públicos que contemple el trabajo en los principales accesos y mejoramiento de calles. Priorizaremos en cada barrio los accesos a las escuelas, trabajaremos en limpieza integral en cada plaza y en la reconversión de espacios públicos. Será nuestro objetivo ir por lo que falta en la instalación de servicios esenciales, principalmente agua y cloacas. Asimismo, y como ustedes saben, siempre defendí a la educación porque la considero la máxima herramienta de inclusión para mejorar el futuro de los hombres y mujeres del mañana. Es una política de estado fundamental
que seguirá siendo protagonista en mi gestión. Por voluntad popular y mayoritaria, comenzamos a transitar nuevos tiempos en nuestra querida Argentina. Tiempos donde las recetas económicas del FMI y el endeudamiento con ajuste a la población, ya no tendrán lugar en las políticas públicas. Un tiempo que buscará, como nos dice Alberto de manera permanente, superar todas las grietas para encontrar lo que nos une. Desde nuestra patria chica no podemos dejar de mirar
que estamos inmersos en un contexto latinoamericano álgido. Momento que necesita de la racionalidad y solidaridad de todos los espacios políticos, dado que es nuestro deber defender la democracia, un bien social que debemos cuidar incluso fuera de nuestras fronteras.
Soplan nuevos vientos en el país, en la provincia de Buenos de Aires y, por supuesto, en Varela. La esperanza se ha instalado. Comienza
una nueva etapa que implicará una verdadera transformación. Y ese desafío lo vamos asumir con fuerza y dedicación.

Y en este contexto más que promesas hay que comprometerse. Un compromiso es un pacto y un pacto debe hacerse efectivo de
manera ineludible en la gestión. Hoy siento una gran emoción y un fuerte compromiso por representar nuestra ciudad. Nos convoca una imperiosa necesidad de unirnos en pos de la causa patriótica y humana. Es por ello que los invito a mirar nuestra bandera
varelense, la que ahora llevan en el pecho y con la fuerza de la verdad, la nobleza de un pueblo que resiste vamos a salir adelante, todos los sectores tenemos que trabajar aunadamente para volver a conquistar los derechos que nos han sido negados. Entre todos

Jura en La Patriada
HCD trasladado al lugar