El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó esta mañana en Merlo, el programa “Escuelas a la Obra”, una política que busca trabajar junto a los municipios y toda la comunidad educativa, para revertir el deterioro de la infraestructura escolar. Del anuncio también participaron el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta; la directora General de Cultura y Educación bonaerense, Agustina Vila; el intendente local, Gustavo Menéndez; y jefes comunales de toda la provincia.

“La escuela pública es lo que nos eleva, lo que nos impulsa, lo que salva la vida, la trayectoria, los futuros, de los y las bonaerenses. Eso es lo que queremos: recuperar no solo los edificios sino el lugar prioritario que tiene que tener la educación en la provincia de Buenos Aires”, aseguró el Gobernador durante el acto, que se desarrolló en la Secundaria N° 3 “Crio José Gregorio Rossi”.

La primera etapa de la iniciativa, que ya comenzó a ser implementada con la realización de las tareas más urgentes de cara al inicio del ciclo lectivo, incluye la ejecución de más de 800 obras que mejorarán las escuelas de más de 275 mil niños, niñas y jóvenes y 21 mil docentes y auxiliares. Además, se contempla reactivar progresivamente las más de 240 obras que estaban abandonadas o paralizadas.

Kicillof destacó que la educación “es una prioridad” en su gestión y que “este gobierno viene a saldar la deuda que tiene el Estado con los y las bonaerenses en materia de infraestructura educativa”. En este sentido, remarcó que se propone “terminar y finalizar todas las obras iniciadas” porque “es una obligación del gobierno de la provincia tener las escuelas en condiciones seguras”.

Asimismo, agradeció al Gobierno Nacional por la ayuda y el acompañamiento en este esfuerzo y a los intendentes que “con sus recursos y capacidad de trabajo son los verdaderos protagonistas de este programa”.  

Por su parte, el ministro de Educación de la Nación expresó: “Durante los últimos cuatro años se rompieron acuerdos sustantivos en materia de inversión educativa. Nuestra presencia hoy aquí,  viene a demostrar el compromiso de nuestro Gobierno y de nuestro Presidente, Alberto Fernández, con la educación pública como la principal herramienta para la transformación social”.    

“Iniciativas como esta y como la de la Paritaria Nacional Docente, pretenden empezar a transitar un gran acuerdo educativo nacional que permita que todos los argentinos y las argentinas, sin importar quién gobierne, seamos conscientes de que ahí debe estar puesto el foco para construir una Argentina con justicia social capaz de romper con las desigualdades. Después de la lucha contra el hambre, la prioridad son las escuelas”, concluyó Trotta.

Los trabajos de “Escuelas a la obra” apuntan a una planificación integral y participativa para la reconstrucción de techos, sanitarios, instalaciones eléctricas, de gas, y agua potable, como  también trabajos de pintura y reparaciones estructurales. Las tareas tendrán una inversión inicial de 800 millones de pesos, que surgen de fondos provinciales y del Fondo Educativo.

El programa busca un trabajo articulado y comprometido de la comunidad educativa para reconstruir las escuelas de la Provincia de la mano de los consejeros escolares, docentes, no docentes, agrupaciones gremiales, padres y alumnos.

Además, la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense se encuentra desarrollando un sistema informatizado que permitirá monitorear de forma continua y permanente el estado de todos los edificios escolares.

Asimismo, el Programa prevé la realización de nuevas obras priorizando a las comunidades educativas que poseen falta de vacantes disponibles, superpoblación escolar y establecimientos que necesitan readecuar sus instalaciones para llevar adelante sus proyectos educativos.

En esa línea, la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, destacó que “existe una preocupación acerca de la situación de los edificios escolares en la provincia de Buenos Aires” y que se están implementando jornadas solidarias y comprometiendo a toda la comunidad para “poder recuperar nuestras escuelas y que los niños y niñas de la comunidad puedan empezar en mejores condiciones el ciclo lectivo”.

Su par de Carlos Casares, Walter Torchio, sostuvo que espera “poder traccionar desde el lado de los municipios y contribuir para que el inicio de clases sea el que todos esperamos y que sea un buen año escolar”.

Por su parte, el intendente de Bolívar, Marcos Pisano, aseguró que “es fundamental poder planificar” y que “el futuro es la educación y el compromiso de todos los intendentes tiene que ser acompañar, ponernos al frente de este gran programa, que para nosotros es estratégico para darle calidad en materia de infraestructura escolar”. contacto

Cabe recordar que el programa «Escuelas a la obra», trata de un convenio de la Provincia con diferentes municipios para arreglar escuelas que están en estado de emergencia, una inversión inicial de más de 800 millones de pesos.

«Que nunca más se pueda decir que la escuela pública es un lugar donde se cae», dijo en un encendido discurso en el que buscó contrastar el inicio de su gestión con la de María Eugenia Vidal. Fue en Merlo, junto al intendente Gustavo Menéndez y los ministros de Educación Nicolás Trotta (nacional) y Agustina Vila (bonaerense).

«La escuela pública a los y las bonaerenses es lo que los levanta, lo que los impulsa, lo que salva la vida, las trayectorias y los futuros. Queremos recuperar no solo los edificios sino el lugar prioritario que tiene que tener la educación en la Provincia», siguió.

Jorge Macri, Julio Garro y Sebastián Abella del PRO, no firmaron el convenio, según ellos por ser por ser genérico y no contar con especificaciones de las obras, si lo firmaron los Intendentes radicales del interior provincial. En cada distrito habrá diferentes modalidades y esquemas de trabajo

En paralelo a estos trabajos de urgencia para escuelas en «riesgo», Kicillof explicó que el programa tiene otra línea que es que los «trabajadores de la economía popular» se sumarán para pintar y poner a punto «escuelas que necesitan reparaciones menos urgentes pero también importantes, para que los chicos inicien con las escuelas en condiciones».

Según la Provincia, hay 243 obras que se encuentran actualmente abandonadas o paralizadas. «En muchos municipios nos encontramos con esqueletos comenzados en jardines y escuelas. Hoy nos proponemos terminar todas las obras iniciadas, de forma progresiva pero sistemática», prometió el gobernador.

Los trabajos apuntan a la reconstrucción de techos, sanitarios, instalaciones eléctricas, de gas, y agua potable, como también trabajos de pintura y reparaciones estructurales. En la Provincia aseguran que la cartera que conduce Vila está desarrollando un sistema informatizado -que será de acceso público- para monitorear de forma continua el estado de las escuelas.