MENTIRA E INJUSTICIA SOCIAL: los jubilados de la mínima las padecen

MENTIRA E INJUSTICIA SOCIAL: los jubilados de la mínima las padecen

16 febrero, 2020 Off By demo

Alberto Fernández es otro de los políticos mentirosos que comienza a surgir y padecemos los argentinos, su falsedad se le nota en la cara y en cada gesto, no lo hizo solo con su Vicepresidenta a la que hace pocos años acusó de variados delitos y hoy le debe el cargo.

Ahora volvió a mentir, incumpliendo su promesa de campaña, con el aumento a jubilados por Decreto que alcanza al 13% a las jubilaciones mínimas, lo que representa unos míseros $.1.600, en tanto al que supera la minima que sin descuentos, pasara a ser en el mes de marzo de $. 15.690, solo le darán el 3%.

El Decreto viola normas internacionales que adquirieron rango constitucional y cuestiones básicas del derecho humano, como también la anterior Ley de movilidad, lo cual traerá una nueva catarata de recursos de amparo y juicios al Estado que vamos a pagar todos.

Más allá de lo expuesto, la mal denominada “solidaridad social” se transforma aqui en solidaridad obligatoria entre jubilados, achatando por Decreto la escala de háberes actualmente existente.

Claro que la “solidaridad bien entendida comienza por casa”, ningún político se mostró nunca solidario, sea del partido político que sea, ni siquiera hicieron el gesto de meter su mano en el bolsillo, no les importa, creen que los jubilados no tienen peso alguno.

Estamos en un país con más de cuatro millones de funcionarios públicos que cobran sueldos que oscilan entre los $. 75.000 a $.450.000 y ninguno de ellos ha mostrado un atisbo de piedad hacia jubilados que no dan más, cuando la solución solidaria es fácil: “donar cada uno, según sus háberes, una pequeña suma de dinero que vaya a incrementar el aumento a los jubilados de la minima” . Un gesto de grandeza que no se realizará nunca.

En estos últimos años el Macrismo fue insensible con los pobres y los aumentó desproporcionalmente, con aumentos de tarifas, dólar e impuestos (no fue un logro de CAMBIEMOS que Kiciloff bajará un pequeño porcentaje en su desmedida ambición expoliatoria, sino un negociado político por cargos. Gracias a CAMBIEMOS hoy las propiedades estan revaluadas y sobre el impuesto del año pasado, se permitió a kiciloff aplicar en general el 75% de aumento en el inmobiliario), una exorbitancia que hoy pagan tambien esos jubilados.

El Albertismo sigue la saga con la solidaridad por decreto, algo que no durará mucho tiempo, a eso se agrega Marcelo Tinelli que sin verguenza alguna quiere ser solidario con las Comunidades Aborígenes, pidiéndo a la gente que se sume con sus donaciones, nunca sale de su propio patrimonio.

La promesa de medicamentos gratuitos, no suple el incentivo de un aumento justo de háberes y moverá el otrora gran negocio del Estado a traves de PAMI y los grandes laboratorios medicinales, nada nuevo bajo el sol, ya lo hizo Ginés Gonzalez garcía y otros.

Mientras tanto esto sucede, la injusticia se reproduce y cientos de jubilados esperan un mes para conseguir un turno con un traumatólogo, otros varios meses para un implante de cadera, otros mueren en clínicas privadas que no les brindan un buen servicio de salud o en hospitales públicos a lo largo y ancho del país, a nadie les importa, salvo a sus familiares.

Muchos de ellos, aportaron toda su vida para vivir indignamente su vejez, gracias a que los políticos que todos mantienen nada hacen por mejorar su situacion, solo discursos de barricada, olvidandose que los más de 6.900.000 jubilados mantienen el derecho al voto y que a ellos se pueden agregar sus familiares, pasando a tener un gran peso político que en las legislativas de 2021, puede generarle una perdida de poder al oficialismo y a una oposición que todavia no alcanza a reaccionar como corresponde, al ser la corresponsable de lo que nos sucede a nivel económico y político.

El país está económicamente mal, pero no se busca achicar el déficit estatal por otro lado, todos los funcionarios meten las manos en las cajas de PAMI o ANSES y lo están intentando en otras para vaciarlas financiando otras areas del Estado, esperemos que alguna vez, esas manos terminen cortadas.