UNA MENTIROSA SERIAL QUE INTENTA VICTIMIZARSE ANTE LA PERDIDA DE VOTANTES, SEA EMBARRANDO LA FAZ JURIDICA O CUESTIONANDO A OTRO FALAZ COMO ALBERTO FERNANDEZ

UNA MENTIROSA SERIAL QUE INTENTA VICTIMIZARSE ANTE LA PERDIDA DE VOTANTES, SEA EMBARRANDO LA FAZ JURIDICA O CUESTIONANDO A OTRO FALAZ COMO ALBERTO FERNANDEZ

0 0
Read Time:5 Minute, 39 Second

Licenciado Jorge A. De Gioia

Desde el inicio de la causa judicial en la que termino condenada a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, en razón del cúmulo probatorio que se puede encontrar en la misma y que sus abogados no han podido rebatir, como tampoco ella misma al ejercer todos sus derechos de defensa, actuando no como abogada sino como víctima que a lo único que se dedico fue a acusar a todo el que pudo y en especial a los jueces que intervinieron en el caso, a quienes recuso sin éxito, culpándolos incluso de actuar para el “Macrismo” o para “Magnetto”, en una delirante zaga de falacias, que no le sirvieron de nada, porque de acuerdo a las pruebas reunidas, le robo a todo el pueblo de la Patria y sabía de antemano que la iban a condenar.

En su faz interna conocía las maniobras realizadas por su esposo y por terceros que le dependían, para llegar a reunir sumas multimillonarias, hasta el fallecimiento de Néstor Kirchner, continuando ella a posteriori por la misma senda, sin poder justificar nunca su fortuna ni la que le paso a sus hijos, lo que nunca intentó, creyendo que apretando a un juez venal como lo fue Norberto Oyarbide, que les justifico, sin razón alguna un patrimonio de más de $ 4.500 millones, su problema estaba resuelto, lo cual no fue así.

La causa “Cuadernos” que se reabrirá en 2023, involucra también a sus dos hijos y seguramente terminará en una nueva condena, por eso se desespera y actúa en consecuencia, finalmente buscando fueros que necesita para no terminar con una tobillera electrónica, detenida en su domicilio.

En el Peronismo, nunca hubo renunciamiento alguno, ni siquiera lo fue el de Eva Perón, utilizado como bandera política, porque no se puede renunciar al cargo que no tenía ni tuvo nunca, era solo la primera dama y no la vicepresidenta y cuando Perón le ofrece el cargo no lo acepta por estar enferma y al borde de la muerte, cuestión que ella ya conocía.

Cristina Fernández tampoco renunció a nada, sigue en el Kirchnerismo embarrando al Peronismo o lo que queda de él, se mantiene en la senda de las mentiras que buscan se haga histórica, ni siquiera renuncia a parte de una pensión de privilegio de $ 6.200.000, otorgada irregularmente en tiempo record cuando una jubilación o pensión por derecho, la demoran a cualquier ciudadano común uno o más años, teniéndose que recurrir a abogados para lograrla, lo que demuestra como los Kirchner han creado una sociedad injusta y con una Justicia Social diferente para cada clase, donde unos acumulan mucho y son favorecidos y otros se empobrecen y no pueden llevar el pan a su mesa.

Sin embargo, esto no moviliza ni a Cristina Fernández ni a Alberto Fernández que en común solo tienen el apellido y las mentiras diarias, siendo sus prioridades diferentes, aunque ambos apuntan a mantener el poder del modo que les sea posible, ella victimizándose y considerándose “una proscripta” y no una condenada y él priorizando ganar las elecciones de 2023, cuando sabe que apunta a algo imposible, jugándole en contra la falta de personalidad, la carencia de autoridad sobre sus dependientes y también moral y ética, al no gestionar hacia adelante, mirar siempre hacia atrás para intentar justificar sus errores y tener un mal rumbo de la economía que cada vez genera más pobreza, fabricas que limitan su capacidad productiva por falta de insumos importados, otras que se van del país, a lugares más confiables y un dólar blue que sigue en ascenso como respuesta a dos factores: 1)-mayor demanda para cubrirse de eventuales y depreciación del peso argentino; 2)-emisión monetaria desordenada y anuncio creación de nuevos impuestos para pagarle a la CABA.

En su reciente discurso Cristina Fernández, anuncio ante sus militantes que “están bombeando al Peronismo” y alentó a que salgan el 24 de marzo a la calle, cuando en la realidad ella se está “bombeando sola”, su discurso se inscribe en un pedido de ayuda a una militancia que cada vez le cree menos, por ello recurre al recuerdo de las dictadura militares instauradas en el país el 24 de marzo de 1976, olvidándose que tanto ella como su esposo fallecido colaboraron con las mismas al no actuar como se los imponían sus títulos de abogados, porque estaban ocupados enriqueciéndose en el marco de la Circular 1050, quitándoles las viviendas a precios irrisorios a muchas familias del sur del país.

Comenzó el año electoral 2023 y hay que embarrar la cancha en lo político y en lo jurídico, por ello el pedido de allanamiento a su propia vecina como el secuestro de su celular y también los pedidos de detención de miembros de “Revolución Federal”, escrito que no prospero al ser rechazado por el Juez, por no ser de su competencia sino de la Jueza Capuchetti.

Otro error de sus abogados y de la propia Cristina Fernández, en su desesperación por buscar cualquier manera de demostrar que hay un sector político o de extrema derecha que intentó asesinarla, un camino jurídico en el cual intenta imponerle a los jueces lo que deben hacer y donde no le queda mucho por recorrer, cuando tiene otra causa más compleja que la espera para sentarla nuevamente en el banquillo de los acusados.

En cuanto a la interna política, sus dichos ahora apuntan a Alberto Fernández y a Axel Kiciloff, por el “amague y recule” y a la Corte al decir que ignoro una ley. Vuelve a mentir porque la Corte se expresó sobre una medida cautelar y la Ley que ella menciona tiene a la CABA reconocida con atributos de una Provincia, a la cual le corresponde la coparticipación federal.

Como conclusión, es de acotar que ella busca quedar despegada de un gobierno cuya gestión es ineficaz y errática, cuando no puede hacerlo porque al ser la Vicepresidenta de la Nación Argentina, es también una de las principales responsables de las medidas que se toman, en especial cuando sus militantes, manejan las cajas más importantes del país como lo son el PAMI, ANSES, EL MINISTERIO DE ACCION SOCIAL y opera a su vez desde el MINISTERIO DE JUSTICIA DE LA NACION y del de DERECHOS HUMANOS, todo lo cual no le alcanza para cumplir sus objetivos de dominar a la Justicia y frenar el caos social que le generan las agrupaciones piqueteras, que no le caen nada bien, pero le son necesarias para lograr los votos que necesita para llegar a alguna candidatura de importancia y sentirse protegida.

Lo único que la puede hundir es si la oposición logra la mayoría parlamentaria y la desafuera, allí estaría expuesta a la Justicia, que es lo que justamente trata de evitar.

About Post Author

Jorge A. de Gioia

Periodismo Especializado y noticias de interés general
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
contadores de visitas