Cuando uno recorre Florencio Varela, se encuentra con un panorama poco alentador, en éste caso nos ocupamos de la Avenida Humahuaca, a la que se ingresa por un lateral de la cancha de Defensa y Justicia, la primera parte pavimentada esta perfecta, el problema es al final, en la última cuadra y subsiguientes, el agua y el barra forman grandes lagunas que impiden el tránsito vehicular.

Cuando uno continua caminando, ingresa a la zona donde la citada calle es de tierra y a lo largo de varias cuadras se puede observar sobre uno de sus laterales, como la gente y los carrito han convertido el lugar en deposito de basura de todo tipo.

Hablamos con vecinos de la zona que transitaban por el lugar, donde también se observa un vehículo quemado y nos indicaban que en el lugar operan delincuentes, no ingresa la policía ni las ambulancias y las luminarias colocadas por el municipio hace dos o tres semanas, al no tener protección metálica, son rotas a “gomerazos” por menores que andan por el lugar descampado.

Humahuaca es una divisoria entre Barrio Santa Rosa y Barrio San Jorge, tiene un tramo de unas 12 cuadras donde no hay nada, solo campo y al llegar al final como si uno fuese al limite de Florencio Varela, se encuentra con nuevos asentamiento poblacionales, abandonados “a la buena de Dios”.

Sabemos que el Municipio no recauda la suficiente, pero bien se podría realizar una jornada de trabajo para levantar la basura y nivelar la calle, como también volver a colocar las luminarias rotas, esta vez con alguna protección para que no las rompan y el Municipio no pague varias veces por un mismo trabajo.