Más allá del debate realizado el 5 de octubre de 2017, llevado a cabo entre los candidatos a Intendentes de Florencio Varela, en el cual fué desplazado el candidato de la izquierda, cuyo escenario fuera el Salón auditorio de la UNAJ, hoy el candidato Pablo Alaniz, que perdiera en las P.A.S.O. por una enorme diferencia de votos, pide publicamente la realización de un debate con Andrés Watsson y se estima que también con los demás candidatos que superaron las PASO, aunque aún la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires, no oficializo las listas y se desconoce si el Dr. Mario Kanashiro sera parte.

En realidad, un debate de este tenor -si se toma en serio- dará cuenta de quién tiene desarrollado un Programa de Acciones de gobierno que contemple creación de fuentes de trabajo, pavimentos, cloacas, energía, más agua potable, ampliación de redes de gas, infraestructura en Barrios y asentamientos poblacionales, mejoras en la zona rural, seguridad ciudadana como prioritaria en la agenda política, atención de la salud, mejora en los CIC, mejoras en la recolección de residuos, cerramiento de cavas, respeto a la propiedad privada (como evitar tomas de tierras); gobierno Municipal abierto e inteligente, lo que implica mayor transparencia, participación ciudadana, acceso a la información y mejor gestión de gobierno, temas que como mínimo cada uno de los candidatos debería tener en su agenda política.

También sería interesante que se explique con que equipos de profesionales se llevará a cabo cada una de estas acciones y de dónde saldrán las partidas presupuestarias, teniendo en cuenta que Florencio Varela mantiene un bajo porcentaje de recaudación tributaria, dependiendo más de las coparticipación Nacional y Provincial.

Alaniz expresa en su comunicado de prensa: “nosotros no peleamos contra nombres, sino contra una forma de gobernar Florencio Varela, aquella que hace más de 30 años nos pone a los vecinos como última prioridad, dejándonos con el 70% de las calles sin asfaltar y el 50% de los barrios sin cloacas” y cerró diciendo que “ojalá logremos el consenso necesario para tener un debate a nivel local, un intercambio franco de cara a los Varelenses, y que, de acá en más, se convierta en una obligación política”.

Aceptará el reto a debate, el principal ganador de las PASO o no le dará importancia alguna en función a que a nivel candidatos a Intendentes no hay legislación provincial alguna que los obligue a debatir, tratándose solo de una acto de buena voluntad, dónde se evalúa que se gana o se pierde realizándolo.