El intento de Mauricio Macri de volver a posicionarse en el campo político, con un discurso que se lo grabaron y lo hicieron trascender por las redes sociales y los medios de comunicación generaron diversas reacciones en variados sectores en especial en aquellos del radicalismo que nunca tuvieron la participación deseada o bien fueron ignorados en la toma de decisiones gubernamentales y va mucho más allá de tipos como Storani o el hijo de Alfonsin que solamente cavan pozos más hondos y muestran la dispersión que el propio radicalismo mantiene aún hoy día en sus propias filas.

Mauricio Macri, mostro con sus expresiones su verdadera personalidad, la de un hombre sin liderazgo, sin hombría, sin autocritica y sin culpa por como dejo al país, cargando todas sus equivocaciones en las espaldas de su ex-gabinete de gobierno, algo que es lamentable y que a su vez da cuenta de que lo manejaban como querían y como presidente no supo tomar decisiones correctas y criteriosas que nos hubieran evitado ahondar la situación económica que hoy padecemos todos y de la que va a ser bastante dificultoso salir.

Se le puede sumar a macri la herencia recibida, que en lugar de intentar superarla, la agrando. Si sabía hacia donde nos llevaba y siguió, minimo merece ser investigado y procesado, paralelamente habría que ver las declaraciones juradas de sus ex-funcionarios e investigar los crecimientos patrimoniales desmedidos de algunos de ellos, más allá de ser cierto o no que encontraron U$S.10.000 en un cajón, a casi dos meses de gobierno.

Un presidente mal asesorado, que no tomo decisiones que debía segun su criterio, un presidente que recibe información de todos los organismos del Estado para la toma de decisiones lo más correctas posibles, si no lo hace, por influencias de “amigos”, no merece volver a postularse como tal, ni tampoco liderar una Alianza Política, en la que se disputan ya varios personajes, marcando el camino de una ruptura definitiva, en verdad debería retirarse un tiempo y mantener prudente silencio.

Durán Barba ha sido crudo “Macri ya fué” y tiene razón, no hace falta ser un gurú o adivino para saberlo, solamente lo votarían algunos seguidores ciegos, el resto mirara hacia otro lado, que tampoco va a ser Rogelio Frigerio, el ex Ministro del interior o Emilio Monzó, porque ninguno de ellos tiene ganado un lugar en la memoria colectiva, a los sumo ambos utilizaran a la gente de los bloques políticos que parecen responderles, para que los apoyen en su búsqueda de situarse nuevamente en el poder, claro que para ello necesitan una estrucura y fondos que deberan repartir en 2021, aunque también les costara despegarse de lo que fueron junto a Mauricio Macri y eso siempre cuesta más de lo que parece.

La gente lo que no tiene es mala memoria y más si le tocan el bolsillo, por tanto sin Macri y sin un liderazgo radical definido, habrá campo oregáno para un pseudo peronismo que esta infiltrado por todas partes con elementos perniciosos para la salud de la república, apartarlos lleva tiempo y depende de un presidente que aún debe construir poder político y buscar solucionar el problema de la deuda externa e interna que no es menor, por tanto el camino a recorrer es bastante incierto, máxime si se nombran inútiles en areas sensibles del Estado Nacional o personas que tenderán a controlar a la Justicia y el accionar de los Fiscales.