La Fiscalía Federal N°3 de Rosario solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida a 18 personas acusadas de conformar una organización criminal dedicada a la tenencia, distribución y venta de estupefacientes en distintos sectores de la localidad santafecina de Firmat y de la ciudad de Rosario.

De acuerdo a la presentación, la estructura delictiva funcionó al menos desde octubre de 2016 hasta diciembre de 2017, con la particularidad de que dos de las personas que ocuparían el rol de organizadores de la misma impartían las directivas desde el lugar donde se encontraban detenidos, esto es, la Unidad n°11 de Piñero del Sistema Penitenciario Provincial.

La fiscal federal Adriana Saccone detalló en el requerimiento de elevación a juicio los distintos elementos de prueba recolectados durante la instrucción -tareas de campo e intercepciones telefónicas, entre otras- que dan cuenta de la intervención y el rol que ocupaba cada uno de los imputados al interior de la organización criminal, la cual fue desbaratada a partir de 17 allanamientos simultáneos llevados adelante en domicilios de la localidad de Firmat y la ciudad de Rosario. En tales procedimientos, realizados a pedido de la Fiscalía en la madrugada del 6 de diciembre de 2017, se secuestraron estupefacientes -4,5 kilos de cocaína y cerca de 2,5 kilos de marihuana-, balanzas de precisión, dinero en efectivo, armas y hasta chalecos antibalas, entre otros elementos de interés para la causa.

En esa línea, la Fiscalía precisó que las tareas investigativas llevadas a cabo por la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Rosario de la Gendarmería Nacional y por la Brigada Operativa Antinarcóticos VIII de la Policía de la Provincia de Santa Fe, permitieron ubicar a dos hombres en el nivel superior de la estructura jerárquica, ya que aún privados de la libertad impartían directivas a sus respectivas parejas, quienes eran finalmente las encargadas de hacer de nexo con el resto de la organización. En este sentido, pidió que los cuatro sean juzgados como autores del delito de organización de actividades de narcotráfico, en los términos de la figura prevista en el art. 7 de la ley 23.737 en concurso real con el art. 5 inciso c de la misma ley.

Respecto al resto de los imputados, encuadró su accionar en el delito previsto en el artículo 5 inc. c de la ley 23.737, en la modalidad de comercio de estupefacientes, agravado por la intervención de tres o más personas, en carácter de coautores.

“En suma, de las constancias reseñadas se desprende entonces que estamos frente al accionar de un grupo de personas que desde aproximadamente el mes de Octubre de 2016 se dedicaba en forma organizada a traficar con sustancias estupefacientes, almacenamiento, distribución y comercialización, cumpliendo cada uno de ellos un rol específico y diferente en esta red narcocriminal”, indicó Saccone.