El límite que el Banco central de la República Argentina les coloco a los bancos por los intereses que cobraban en las tarjetas de crédito, cuyos titulares abonaban el mínimo y financiaban el resto, provocón que estos, coordinadamente bajaran las tasas que pagan por los plazos fijos en pesos.

De esta manera, actuaron el Banco Ciudad, Banco Francés (34%); Banco Nación con 33%. Las tasas más bajas corresponde a Banco Macro e ICBC, con 28,5% HSBC con 29%. En tanto el Banco Santa Fe y Banco Entre Ríos abonan 27,5% de interes nominal anual. 

Con esta modalidad las entidades mencionadas, desalientan la inversión en plazos fijos en pesos y hacen que el ahorrista, para preservar el valor de su dinero se vaya al dólar blue (mercado marginal de cambios), a su vez bajan las cantidades de préstamos para inversión en el mercado interno, aunque mantienen sus ganancias con la gran cantidad de clientes que tienen, con préstamos ya otorgados.

En un contexto de noticias sobre descongelamiento de tarifas y desmentidas del gobierno nacional, además de actualizarse sueldos por debajo de la inflación y no frenarse la suba de costos de telefonía fija y celular, además de las de los taxis y estacionamientos, la mayor parte de la población sigue descreída en la posible recu´peración del valor de la moneda argentina y para ellos la mejor opción es la compra de dólares en el mercado marginal, lo cual mantiene la fuga diaria de capitales al colchón o cajas de seguridad y la recesión de la economía doméstica.