A partir de las primeras horas del día de hoy, se comenzó a acentuar el control policial sobre las personas, evitando su circulación, manteniéndose vigentes los aparatos represivos del Estado, lo cual involucra a gobernaciones y municipios a actuar de forma tal, que con esas medidas se cree -según los expertos- evitará la mayor circulación del COVID-19 y consiguientemente el aumento de las mortalidades y a su vez el colapso del sistema de salud pública.

No estamos contra la cuarentena obligatoria, estimamos que esta bien, aunque tomada las medidas en forma imperfecta, imponiendo por medio de la fuerza y amenazas la misma, según el presidente porque “cuidar la vida es cuidar la libertad”.

¿De que libertad habla? cuando se pone en vigencia el aparato represivo del Estado -Fuerzas de Seguridad y Policiales, Poder Judicial y Tecnologías para recabar datos de las personas y limitar su circulación-.

En está tipología del Estado, la democracia, la palabra, la libertad individual, son limitadas en un ejercicio autoritario del poder, porque no se limitan actividades solamente en los lugares donde se detectan los contagios del coronavirus, sino que se toman medidas generalizadas, afectando a toda la ciudadanía -excepto algunos políticos y funcionarios que hacen lo que quieren y a contramano de lo que dictan-.

Los datos se recaban en el permiso de circulación y se cruzan con la AFIP, quedando en una base creada al efecto; el control sobre personas se efectúa cancelando la tarjeta SUBE a quienes no desarrollan tareas esenciales, sin tener en cuenta si deben transportarse grandes distancias para buscar un medicamento, un cajero, comprar alimentos que en el barrio no tienen o por alguna urgencia que no tiene que ver con atender un adulto mayor.

Se vuelve a limitar a lo mínimo la actividad comercial, sin haberse fijado mayores pautas de seguridad para brindar atención y evitar el cierre definitivo de mas de 150.000 comercios y varias industrias, lo que nos lleva económicamente a un agujero negro en la economía del que no se podrá salir fácilmente y al próximo tarifazo y devaluación de nuestra moneda nacional, con la profundización de la recesión, las inequidades sociales y consecuentemente de la pobreza estructural que sigue en aumento, juntamente con la caída del Producto Interno Bruto.

La clase media y los productores del sector agrícola- ganadero (a los que deliberadamente les rompen las silo bolsas), van a ser los que paguen las consecuencias del desastre que los políticos en el poder del Estado, están causando sobre todo el país.

Hay que proteger la vida humana y a su vez proteger la economía, mediante la puesta en marcha de actividades productivas que puedan mantener fuentes laborales, trabajando por turnos, con horarios restringidos y no cierres completos; aplicar la ley en su justa medida, sin quitarle a nadie su medio de vida, sin arruinarlo con multas impagables, sin generar una ampliación de las divisiones entre argentinos y fundamentalmente escuchando otras propuestas que puedan ser viables de implementar, terminando con los corruptos que siguen haciendo de las suyas sin importar la pandemia; no cambiando el discurso que ya se torna errático y cansador.

No hay persona alguna que quiera morir de Coronavirus, pero como dice el refrán “la necesidad tiene cara de hereje” y el pan de cada día, muchos desplazados lo buscan en el cartoneo o en la basura, mientras a muchos detenidos y procesados/ condenados se les abona el IFE o a otros como Boudou se le pagaran millones de pesos como “pensión atrasada”, cuando nada le correspondería.

Hay un mal ejemplo del ejercicio del poder que seguirá, mientras éste presidente siga siendo un hipócrita que cambio no solo el discurso, sino su postura personal, no haciendo combatir a corruptos y mafiosos, solo por llegar al poder de la mano de una dama que actúa en las sombras del Senado Nacional.

Reporte diario de novedades Nº 98Situación epidemiológica Covid-19 en Florencio Varela

La secretaría de salud municipal insta a la comunidad a respetar las disposiciones sanitarias preventivas, esenciales e imprescindibles para evitar tanto la circulación como el contagio de Covid-19: cumplir el aislamiento social y obligatorio hasta el 17 de julio; respetar el distanciamiento físico entre personas de, al menos, 1,5 metros; más un frecuente lavado de manos; y extremar los cuidados de quienes integran los grupos de riesgo.

Desde la dependencia además se consignó que entre el último reporte de novedades emitido ayer y las 18:30 horas de hoy, sobre la población del distrito se notificaron 48 nuevos contagios; se produjeron 15 altas; y los descartados por análisis de epidemiologia y/o laboratorio ascendieron a 3.091.

Los diagnósticos positivos informados durante la jornada, corresponden a siete vecinos internados en instituciones sanitarias ubicadas dentro y fuera de nuestro Partido – cuatro en terapia intensiva y uno con asistencia respiratoria mecánica-; 25 que se recuperan en sus domicilios; tres vecinos que fueron alojados en centros de aislamiento preventivo; y 13 que están en investigación epidemiológica, con conocimiento de internación y domicilio al momento del cierre del presente informe.

Cabe destacar que cuatro de los nuevos casos son personal de salud que presta servicios dentro y fuera del distrito; y dos pertenecen a las fuerzas de seguridad.

Asimismo, en la fecha se elevó a 212 la cantidad de ciudadanos que superaron la enfermedad, a partir de las quince altas médicas otorgadas en las últimas horas.

De esta manera, el total de casos acumulados del distrito se elevó a 1.012 (*), con 783 varelenses cursando actualmente la enfermedad (155 en instituciones sanitarias; 344 en domicilios; tres en centro de aislamiento preventivo; y 281 en investigación epidemiológica); 212 recuperados; y 17 decesos.

Se recuerda que a partir de los casos notificados en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), la secretaría de Salud inicia la intervención de rigor, sobre los positivos con domicilio en el distrito.

Información de interés en: www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19; https://portal-coronavirus.gba.gob.ar; y www.varela.gob.ar/coronavirus/.

Atención a distancia: 0800 999 1234, opción 3, todos los días de 8:00 a 20:00 horas; y Teleconsultas Hospital El Cruce-Néstor Kirchner 42109000, las 24 horas.