La mayor afluencia de público manifestándose contra la reforma judicial y varias medidas erróneas que toma el gobierno de Alberto Fernández, se dió en la Provincia de Santa Fe y Córdoba, aunque con menor intensidad se realizaron en Mar del Plata y en la ciudades más importantes de varias provincias.

En la zona del obelisco la manifestación fue masiva, si se incluyen las columnas de automovilistas que adhirieron.

En nuestra localidad, un grupo de algo más de cuarenta personas se manifestó en la plaza principal de Florencio Varela, hasta las 18.30 hs. la misma se realizaba sin interferencias de terceras personas ni problemas, al igual que en todas las localidades del interior ya mencionadas.

Claramente el gobierno Nacional y el Provincial de Axel Kiciloff, deberán tomar nota de los reclamos que incluyeron la tergiversación del lenguaje y la educación que se va deteriorando cada vez más, o van a seguir cayendo en las encuestas, especialmente Alberto Fernández que bajo de 68 a 37 puntos.

Contrariamente a lo que expresaron ambos mandatarios, las marchas no hay generado en ningún momento mayor índices de contagios por coronavirus, ni tampoco fallecidos, los que siguen siendo los normales en tiempos de pandemia.

No escapo esta vez a los manifestantes, expresarse frente al domicilio de la Vicepresidente de la Nación y en la puerta de la quinta de olivos.

Se pudo ver la participación en la misma de conocidos políticos que integran la alianza CAMBIEMOS.

Se va perdiendo el miedo y el descontento con el gobierno es cada vez mayor, máxime cuando repudia estas manifestaciones y permite que los Moyano puedan bloquear empresas a su gusto o terminan aprobando los partidos de fútbol, porque sus intereses son coincidentes.

Cuando no lo son, como el caso del remero, mandan un helicóptero y a varios móviles policiales a detenerlo, sin importar el costo que tiene para el Estado, semejante operativo sobre alguien que no es un delincuente o una mujer que saca a hacer sus necesidades a la mascota y la detiene la policía de la provincia “por romper la cuarentena”, interviniendo un fiscal que por ser feriado pretendía dejarla detenida hasta el día 18, no entienden que hay que tener sentido común y no ser tan hijueputa, pero al parecer cada día son un poco peor.