Después de tanta lucha de los padres de niños que concurrían al Futbol Juniors Club de Florencio Varela, ubicado sobre la Avenida Novak, al lado del Hospital modular y del UPA 24 horas, el municipio Varelense ha procedido por medio de una Ordenanza a quitarles las tierras que estaban en poder de una Comisión, cuyo presidente vendió casi todas las tierras que tenía el Club ya decidido donarlas a la nueva Comisión directiva, la cual para mantenerlas en su poder deberá cumplimentar varios requisitos y escriturarlas.

La respectiva Ordenanza que lleva el Número 27546/20 fija que las tierras donadas al Club son las parcelas 14 y 21 de la manzana Nro.9 y la misma será tratada mañana por los Concejales en la sesión ordinaria del HCD, la cual se descuenta su aprobación.

De lo que no se habla es de si se procedió a denunciar en la Justicia a quienes compraron las tierras, entre varios de ellos, algún Concejal y otros funcionarios, como comerciantes de la zona y familiares de allegados al ex- presidente del Club, los que no habrían obrado “de buena fe” ni con desconocimiento de lo que sucedía. Tampoco se comenta nada sobre los funcionarios que hicieron la “vista gorda” y que incumplieron con los deberes de funcionarios público por lo cual correspondería sus procesamientos.

La cesión de las tierras finaliza con un problema, pero deja otro sin resolver y es: como actuará el municipio para recuperar un patrimonio que le pertenecía a todos los Varelenses, como le otorgará las escrituras a quienes “compraron” a bajo precio en el lugar, cuyas construcciones indican a simple vista que no son realizadas por personas de bajos recursos y encima construyen sin plano alguno y sin pagar las tasas correspondientes