Ha trascendido que el 25 de octubre del corriente año, dos oficiales de policía, uno de 24 años de edad y otro de 34, que debían custodiar los automotores secuestrados en el depósito judicial ubicado sobre Avenida Cariboni, habrían sido sorprendidos desarmando la rueda de un vehículo y procediendo a colocarla en otro de su propiedad.

El hecho fue advertido por otro numerario policial que los habría denunciado, interviniendo personal superior de la comisaría Varela primera, que procedió a trasladarlos a la dependencia mencionada, dándose parte a la fiscalía de la Dra. Barberis.

Se secuestraron a ambos oficiales sus armas reglamentaria y se les inician actuaciones administrativas y judiciales, por Robo e incumplimiento de los deberes de funcionario público, no habiendo sido detenidos, aunque dejan de prestar servicios policiales.

Ambos oficiales se domicilian en la localidad de Florencio Varela y serían apartados en forma definitiva de la fuerza policial, no siendo la primera vez que ocurre algo similar en el depósito judicial.