VARIOS COMERCIOS DE FLORENCIO “TE DAN CON UN CAÑO” Y EVADEN EL PAGO DE IMPUESTOS (IVA, I.B, Contribuciones Municipales

1 abril, 2021 Off By demo

Muchos comerciantes de Florencio Varela, pretenden salvarse de un día para otro y no se dan cuenta que tienen menos ventas porque la gente se va a comprar a otra parte. En varias notas se insistió en estas páginas que a su vez evaden el pago de impuestos, que lo estando cobrando en cada elemento o prenda que venden, sin entregar boleta B o C, sino un simple remito X que figura en los cuales se lee muchas veces presupuesto.

¿Que evaden? inicialmente el Impuesto al Valor Agregado o I.V.A. que se cobra en casi todos los productos de venta al público; los Ingresos Brutos; los porcentajes de contribuciones provinciales y municipales cuando corresponde.

Evitan a su vez el correcto asiento contable de sus ventas y con ello los cambios de categoría en AFIP y en ARBA.

El ejemplo de que te dan “con un caño”, en varias tiendas de ropa de Florencio Varela un pantalón vaquero marca “Hernan Bravo” sale $ 1.300 a $.1.800 más que en varias tiendas ubicadas en San Francisco Solano (misma marca, misma tela), pasa algo similar en zapatillas, zapatos, camisas, etc.

Zinguerías: Las diferencias entre dos recorridas de Florencio Varela, una sobre avenida San Martín, en una esquina y otra sobre Avenida Calchaquí, frente a la rotonda del Cruce Florencio Varela, arrojo el siguiente resultado: un caño de zinc de 3 pulgada x 1 mts de largo, en la primera sale $ 400 y un codo de 90º del mismo diámetro $ 140; en la segunda el mismo caño $ 290 y el codo $ 100.

Pinturerías: recorrimos tres; dos en las esquina de la Plaza central y otra en Estanislao Zeballos, en las dos primeras un litro de enduído plástico al agua salía casi $ 600, en la de Zeballos una lata de 4 lts. $ 1.000, ni hablar de las diferencias entre pintura de marca.

Corralones de materiales: Sin excepción todos evaden impuestos y contribuciones municipales, dan remitos X o boletas que no son tales.

La causa de la evasión impositiva es algo que solo engorda el bolsillo de los comerciantes o dueños de empresas, que aporta toda la ciudadanía y que no ingresa a las arcas públicas, ello no permite que los distritos puedan crecer y desarrollarse, mediante una mayor inversión en obra pública.

Estamos con una gestión pública provincial, nacional y municipal, ineficiente e ineficaz para cumplir con funciones de control y ello permite toda clase de evasión impositiva. Hay que terminar de una vez con las avivadas y para eso están los Concejales que en cuatro años no han hecho nada para que estas situaciones sean controladas, aunque ahora ya están pegando cartelerías y haciéndose ver con motivo de que se les vencen las bancas y quieren seguir viviendo del Estado -en este caso el municipal.

El consejo al vecino: recorra, compare precios y pida boleta “B” ;”C” o tIcket emitido por máquinas habilitadas por AFIP, si quiere que no le hurten el impuesto que abona en cada compra.