LA NO IGUALDAD ANTE LA LEY Y EL ACCIONAR AMENAZANTE DE LA GUARDIA COMUNAL VARELENSE HACIA FIELES DE UNA IGLESIA CRITIANA: ¿El subsecretario de seguridad les da esas instrucciones?

LA NO IGUALDAD ANTE LA LEY Y EL ACCIONAR AMENAZANTE DE LA GUARDIA COMUNAL VARELENSE HACIA FIELES DE UNA IGLESIA CRITIANA: ¿El subsecretario de seguridad les da esas instrucciones?

16 abril, 2021 Off By demo

Me llamo Walter Escalante, soy pastor de la Iglesia Cristiana Centro de Restauración. (RNC 5463, Reg Firma 11565) Estamos en Av San Martín 2325 de esta ciudad de Florencio Varela, hace ya 10 años.

Desde que comenzó la pandemia y consecuentes aislamientos (APSO y DISPO) hemos venido trabajando a derecho y sujetos a todas y cada una de las disposiciones que fueron surgiendo. Durante casi todo 2020 hicimos solo streaming y eso sirvió también para el crecimiento en un terreno antes no explorado como institución.

A partir del 03/12/2020 comenzamos nuevamente las reuniones presenciales, siguiendo el protocolo dispuesto por la provincia de Buenos Aires y puesto en ejecución por la Municipalidad de Florencio Varela a través de su Dirección de Culto.

Dicho protocolo, además de las disposiciones de higiene y prevención, distanciamiento, alcohol en gel, control de temperatura, registro de asistentes, etc, disponía una asistencia del 30% del aforo del lugar, al principio mal entendido en su aplicación pero según lo entendido en su momento. (Quiero decir que originalmente entendíamos que era el 30% de la capacidad del lugar, medido en asistentes, no en metros cuadrados)

A partir de las últimas resoluciones a nivel nacional, se dispuso que ahora el cupo sería de 20 personas, a partir de las 0hs del sábado 10/04/21. Esa disposición nos fue comunicada como iglesia recién el mismo sábado a las 17hs y por ese motivo muchas iglesias no pudieron adecuarse para ese día. En nuestro caso particular, recibimos a los que no llegamos a comunicar sobre la suspensión (una asistencia menor a la mitad de lo habitual) y esa misma noche comunicamos a la congregación que a partir de ese día la iglesia volvía a las reuniones virtuales.

Ese sábado 10, en medio del servicio religioso, se presenta la Guardia Comunal exigiendo la finalización del mismo. Le explicamos lo sucedido y que recibimos tarde el comunicado. Le explicamos que al día siguiente cerrábamos. La respuesta fue: amenazas, intimidación, violación de la intimidad personal.

Amenazaron con pedir refuerzos policiales para gestionar el desalojo (hasta amagaron irse para generar la idea del pedido de refuerzos)

Permanecieron en el acceso de la iglesia en postura desafiante, filmaron y fotografiaron a las personas asistentes y a los que se iban retirando una vez finalizada la reunión. (intimidación, atropello y violación de derechos)

La reunión terminó media hora antes de lo habitual para evitar conflictos mayores y nos retiramos a nuestros domicilios.

Hasta aquí es simplemente una de tantas apariciones de la Guardia Comunal con su atropello y falta de respeto, que deseamos no darle mayor importancia. La siguiente reunión, el miércoles 14/04/21, ya hicimos todo vía streaming transmitiendo por Facebook y YouTube. 

La sorpresa fue cuando vemos los festejos de Defensa y Justicia por el partido ante Palmeiras, hecho que fue felicitado en redes por las autoridades municipales, hecho que congregó a cientos sobre la Av San Martín esa noche SIN CONTROL DE NINGÚN TIPO, ni la presencia de la Guardia Comunal.

Y acá es donde se presenta el conflicto. El decreto del presidente y posteriormente del gobernador Kicillof ¿es para algunos? Las resoluciones impuestas por el municipio ¿son solo para algunos? El control de la Guardia Comunal ¿es para algunos?

¿Acaso el riesgo de contagio es mayor en una iglesia evangélica con gente siguiendo un protocolo que en una aglomeración de personas en las calles saltando y festejando? ¿No será acaso que es más fácil controlar a una comunidad respetuosa como la iglesia que está dispuesta a bajar la cabeza y obedecer, que a una multitud fervorosa? ¿Será que las autoridades del municipio, o de la Guardia Comunal, descreen de la necesidad que tiene la gente de una palabra de ánimo, fe y esperanza en estos tiempos tan complicados?

¿Será acaso que nuestra Constitución Nacional, que dice “invocando la protección de Dios…” estará desactualizada?

Por esto y otras situaciones como estas, me pregunto… ¿Somos iguales ante la ley?

Walter A Escalante

Pastor -Iglesia Restauración-

N. de la R.: Es de destacar que la Entidad que agrupa a las Iglesias Evangelicas rechaza el cierre de las mismas decretado por el Presidente de la Nación, avalado por el gobernador Kiciloff y varios Intendentes, al igual que lo hace la Iglesia Católica, fundamentadas en que el ser humano en etapas de pandemia, necesita ayuda espiritual, lo que le permite afrontar mejor psicológicamente momentos de adversidad.