SAN VICENTE: Inseguridad y abandono en la zona rural

SAN VICENTE: Inseguridad y abandono en la zona rural

25 julio, 2020 Off By demo

Hace un largo tiempo que sectores ruralistas vienen reuniéndose con autoridades municipales y policiales con motivo de la inseguridad que cada día se hace más presente, lo cual no los deja dormir tranquilos, como cualquier hijo de vecino, después de una larga jornada de trabajo, que en el campo y con la actual cuarentena, no es simple, menos con el frío invernal que los azota tanto al tener que juntar sus animales para ordeñarlos, como ir a reparar un alambrado porque se los cortaron para entrar a robarles.

El otro motivo de preocupación es el estado de abandono que se ve desde hace varios años y tras el paso de mas de un gobierno municipal, de los caminos rurales, en especial de aquellos que los conectan tanto a san Vicente como a la Zona de General Udaondo u otras, sea para proveerse de alimentos, herramientas o para sacar su producción mediante camiones que ingresan a efectuar la carga.

Hace tres años éste periodista recorrió la zona de Samborombón, encontrándose con caminos abandonados y grandes huellas de tractores, única manera del productor de poder salir, tuvimos que volver, ayudados con un tractor perteneciente a un ruralista, porque no podiamos girar ni cruzar con nuestra camioneta, dada las tremendas zanjas existentes en todo el camino.

Hoy día y a tres años de ese suceso los problemas siguen siendo los mismos, los reflejan las fotografías que no envía nuestro entrevistado vía Web, sin que al actual intendente Municipal mueva una motoniveladora que ensanche las vías principales de acceso y salida a los campos y a su vez rellenen con tosca los pozos existentes, tampoco conocemos proyectos presentados al respecto el el Concejo Deliberante local ni planes que incluyan el mantenimiento de los caminos mencionados ni los problemas de inseguridad que abarcan las “entraderas a los campos y los robos a mano a armada”. Vale recordar que nunca se dilucidó el asesinato de dos personas, ya hace dos años en la zona del puente del arroyo conocido como “El Portugués”, lo que da cuenta de la impunidad que tienen los delincuentes en casi toda la zona rural.

La entrevista a Jorge Zatloukal, presidente de la Unión Vecinal “Once Bocas, tras la reunión mantenida con autoridades municipales y policiales.

¿Jorge, que le solicitaron a las autoridades?

R:: En la actual coyuntura de pandemia pedimos lo básico, mayor inversión en seguridad e infraestructura y básicamente que la zona rural deje de ser discriminada a la hora de repartir obras con financiamiento nacional y provincial.

¿Qué les contestaron o prometieron concretamente?

R.: Incorporarían un nuevo patrullero, ya permanente para la zona rural en lo inmediato. Sobre la acción a desarrollar por el municipio en algunos caminos, caminos como ser la ruta 16, el tema paso a una nueva reunión, a desarrollarse en la próxima semana.

¿La ruta 16 depende de la provincia ?

R.: Si, depende de vialidad provincial pero desde que vialidad provincial levanto su destacamento en San Vicente, la mantienen los vecinos. Es un anhelo nuestro que vuelvan a situar el destacamento de mantenimiento vial en San Vicente. Al respecto, tenemos conocimiento que existe un convenio entre municipio y provincia para integrar dos máquinas viales a la municipalidad, pero quedó en concreto no se cumplió, lo mismo paso con otro convenio con el Ministerio de agroindustria por caminos rurales, hasta donde yo conozco parece que nunca enviaron los fondos.

¿En el mes de enero de éste año, el Secretario de Seguridad provincial Sergio Berni, se comprometió ante Uds. a crear una Policía Rural única para actuar en ese sector, que sucedió con ese compromiso?

R.: Por parte de provincia está la decisión aprobada y la misma transfirió el predio correspondiente al Municipio, aunque los trámites de implementación no están avanzando, estimamos que la situación económica y la pandemia, retrasan todo.

¿Qué sucede con la producción en la zona rural?

R.: El 90% de la superficie de San Vicente es campo, sin embargo no se está explotando ese potencial, tenemos proyectos presentados sobre denominación de origen para el queso de campo de la zona que queremos que se distinga como Queso San Vicente y también presentamos un proyecto para impulsar el turismo rural y otro para que los dos parques industriales adquieran otro status jurídico. queremos que adopten una impronta de distritos agro-tecnológicos, para que mediante incentivos fiscales lleguen inversiones privadas y se construyan nuevas capacidades productivas, basadas en la incorporación de nuevas tecnologías, no solo en la ganadería.

¿Qué pasa con la transparencia en la gestión de Nicolás Mantegazza?

R.: No tenemos conocimiento de casos de corrupción, pero creemos que es necesario crear una oficina anticorrupción Municipal para prevenir y controlar la declaración jurada de bienes debería ser obligatoria para todos los funcionarios al entrar y salir del municipio.

Periodista: Según la Ley desde el Intendente para abajo, todos los funcionarios de nivel jerárquico y Concejales tienen la obligación de presentar a su ingreso a la función pública sus declaraciones juradas, al igual que al finalizar sus mandatos y el acceso debe ser publico, claro que registrando quién las solicita, si lo hicieron o no figura en la página Web del Municipio o del Concejo Deliberante, el problema esta en que les niegan el acceso a la información, entonces, la transparencia de la que pregunte antes, se pone en duda, pero pasando a un tema que puede estar relacionado, pregunto:

¿San Vicente tiene aprobada la Ordenanza que crea la figura del Ombudsman, que pasa que no se lo nombra?
R.: Es un tema de intereses políticos, evidentemente parecería, por el tiempo transcurrido, que tanto la oposición como el oficialismo no quieren que existan otras Instituciones independientes que controlen o bien la pelea de fondo esta en que cada uno quiere poner a su gente, en ese lugar, están en una lucha de poder que termina perjudicándonos a todos. Tendremos que ser los ciudadanos Sanvicentinos, los que juntándonos, ejerzamos la presión suficiente para exigir que se cumpla la ordenanza, máxime que el sueldo de ese nuevo funcionario saldrá del pago de nuestros impuestos.