UN PRESIDENTE QUE CADA DIA TRATA DE JUSTIFICAR SU INCOMPETENCIA Y UN GOBERNADOR PROVINCIAL QUE SIGUE CULPANDO A OTROS DE PROBLEMAS QUE DEBE ENFRENTAR EL

UN PRESIDENTE QUE CADA DIA TRATA DE JUSTIFICAR SU INCOMPETENCIA Y UN GOBERNADOR PROVINCIAL QUE SIGUE CULPANDO A OTROS DE PROBLEMAS QUE DEBE ENFRENTAR EL

23 febrero, 2021 Off By demo

El tema de los vacunados VIP tomo rápidamente dimensión internacional y llego a los Organismos de Derechos Humanos, quienes han considerado el hecho como “violatorio de los Derechos Humanos”.

Más claro, echarle agua dice el refrán: los derechos humanos en democracia son violados cuando no se respeta, por parte del Estado o quienes lo representan desde el poder, la igualdad de oportunidades que marca la ley y nuestra norma suprema, el caso de las vacunas VIP es uno, pero podemos enumerar muchos otros y sería sorprendente, claro que por ello la condena es verbal, a veces política y no penal.

Claramente una muestra de condena política, fue el gesto del Presidente Mexicano de no acompañar a un laboratorio a Fernández y de indicar claramente que en su país no van a existir vacunados de privilegio.

En cada salida del país hay un Alberto Fernández acorralado por la realidad, entonces le surge el sanguíneo, se enoja y quiere dar vuelta argumentos contrarios a su favor, pensando que el Argentino y la Comunidad Internacional son una tipología de necios que no entienden nada. Mal abogado y encima mal profesor de Derecho, desconoce la Ley Penal Argentina, el mensaje dirigido a la Justicia de terminar con una “payasada” es el de un autoritario y el de que no esta penado “adelantarse en la cola para vacunarse” socialmente es nefasto e invita a hacer lo mismo en cualquier lugar, porque la cola de la vacuna nunca existió.

Vale agregar que el Código penal Argentino y el Código Procesal Penal, contemplan los delitos de “violación de los deberes del funcionario público” y el de “tráfico de influencias” y a esto apunta el Fiscal Taiana con la identificación y procesamiento de varios funcionarios, incluido el ex-ministro y los sinvergüenzas que aceptaron la vacuna, más allá del sin conciencia moral, el montonero Horacio Verbitsky, acusado de varios asesinatos que aún no pago en los estrados de una Justicia que en este país nunca funciono para procesar a los integrantes de organizaciones político- militares.

Salir fuera del país y criticar al gobierno anterior es repetitivo de Alberto Fernández y de Axel Kicilof, claramente Macri se mando el peor gobierno de todos y no tendría que abrir la boca, ni presentarse como lo va a hacer como Candidato a Senador, pero éste compuesto por “científicos” no puede ver la luz de peligro en el camino y sigue empeorando la gestión, en una economía que no crece como dicen y que no se va a recuperar en el corto plazo, mirar siempre atrás no conduce más que al abismo.

Lo de Ginés Gonzales Garcia, es un hecho de corrupción, guste o no y debajo de la compra de vacunas debe haber otros que todavía no salen a la luz, como el aumento desmedido de los medicamentos cuyo control también lo establece el Ministerio de Salud, claro que si uno esta en la Industria Farmaceúticas o guarda estrecha relación con ellas, mira para otro lado.

Ahora los vacunados VIP son declarados “funcionarios estratégicos”, sin embargo no lo son el fotógrafo presidencial, Hilda Chiche Duhalde, Eduardo Duhalde, los suegros de Sergio Massa (el anticorrupción) y una larga lista, la justicia tiene el tema en su campo y el periodismo no debe dejarse amedrentar.

Axel Kiciloff en un discurso errático, dijo que en la Provincia de Buenos Aires eso no sucede y como siempre se protege de sus macanas diarias mirando el pasado, parece un inútil de cuarta que llego a Dr. en Economía, con un titulo regalado y no sabe que hacer ante problemas matemáticos -contables, pero menos cuando debe establecer un control de vacunas por intermedio de su Ministro de Salud, el que reconoce que no tiene, al indicar “que no tienen control sobre todos los vacunatorios provinciales”.

De ser así, nadarían en la ignorancia y no es creíble cuando las vacunas COVID-19 las recibe la provincia, establece los lugares de vacunación y las distribuye a los Municipios, pidiendo las planillas con los datos de las personas vacunadas, el control sería total y allí también se visualizarían los desvios. Sin embargo Kiciloff también miente, en la Provincia de Buenos Aires ya hay infinidad de vacunados VIP entre Diputados, Senadores, Intendente y familiares de muchos de ellos tanto oficialistas como de la oposición política, por tanto Kiciloff trata de encubrir y atenuar las criticas hacia su persona en el escándalo que a él le toca, lo hace tratando de minimizarlo vacunando al personal de Salud, mayores de 70 años y docentes, hasta donde le alcance, porque el listado de inscriptos supera las vacunas provistas y a proveer por el Estado Nacional.

La última palabra, la va a tener el pueblo que sufre las consecuencias con más de 50.000 fallecidos; una economía que se cerro durante toda la pandemia y las graves consecuencias derivadas de ella.

La gobernabilidad sigue en juego, gobernar en pandemia no es fácil, pero matar a las gallinas de los huevos de oro como lo son productores y comerciantes que fueron llevados al cierre, sin perdonarles un solo impuesto, con ayudas mínimas y de corto plazo del Estado en sus tres niveles, con el cierre de empresas importantes en casi todo el país y con amenazas al sector agrícola -ganadero, no es un indicador que llame a la inversión interna ni a la extranjera, por el contrario la espanta y seguiremos siendo un país subdesarrollado cuya riqueza por el momento parece seguir siendo inagotable.